12 propósitos empresariales estratégicos para comenzar el 2019

Si uno emprende, lleva unos años con el negocio o dirige una compañía trasnacional; es muy importante realizar un análisis sobre lo que se ha hecho y quisiera realizar, para que así, se genera una planeación estratégica que orientará positivamente los resultados que uno desea obtener en este año.

En este sentido, Devin Patrick Hauer, Director de Ibero Consultores Estratégicos, da a conocer los primeros 6 propósitos empresariales a seguir para que poder comenzar de la mejor forma este 2019.

  • Hacer ejercicio fiscal

No es precisamente en hacer yoga o pilates, que no estaría nada mal, pues hacerlo, ayuda a despejar la mente. Sin embargo, realizar un ejercicio fiscal para entender mucho más los números de la empresa y sector. Aunque uno sea experto en la industria en la que se desenvuelve, el gastar sin analizar puede llevar a una crisis económica.

  • Ahorrar

Después de hacer el ejercicio fiscal, para entender cuánto se tiene, cuánto es el gasto y cuánto queda de utilidad, se tiene que considerar el ahorro, pues, aunque falten mil cosas para poder hacer crecer la empresa, en realidad no siempre es así. Armar un presupuesto de manera mensual, trimestral, semestral y anual, con ello, se podrá tener una proyección real.

  • Adiós estrés

Estar actualizado y preparado, ayudará a afrontar retos de mejor manera y aprender a controlar el trabajo bajo presión.

  • Aprender

Esto significa que uno debe estar continuamente aprendiendo sobre todo lo que lo rodea: las noticias, los clientes, seguidores, competencia y demás, los datos que uno consiga serán muy valiosos para el negocio. Además, nunca está de más, seguir preparándose; se puede aprender un nuevo idioma, tomar cursos de liderazgo, finanzas, leer libros, etc.

  • Comer saludable

La alimentación influye en nuestro organismo y en cómo nos desempeñamos en el transcurso del día. Así que, planear los alimentos y nutrir el cuerpo para que la mente y creatividad siempre estén al 100%. Es muy común que por el ritmo de trabajo no se respete las horas de los alimentos y esto solamente puede traer consecuencias negativas a la salud.

  • Fuera vicios

Pasar menos tiempo en el celular, divagar menos en redes sociales y sitios web, evitar el café de $50 pesos por las mañanas, las comidas en restaurantes lujosos, etc. Son sólo algunos de los malos hábitos que constantemente afectan la cartera o hacen que uno pase más tiempo en la oficina. Optimizar tanto el tiempo como el dinero.

Para poder complementar estos propósitos empresariales, Diego Martínez de Velasco, Director del Centro de Emprendimiento y Desarrollo Empresarial de la Universidad Iberoamericana, también da algunos consejos desde su perspectiva, ayudarán a consolidar de mayor forma la estrategia de crecimiento para este 2019.

  • Viajar

Conocer el mundo desde un ámbito laborar es posible, para ello, solo uno necesita especializarte en el sector que se desenvuelve, continuar aprendiendo un idioma y tener al día el pasaporte y visa; así, cuando exista la posibilidad de revisar algún tema de trabajo en el extranjero, podrá ser la primera opción para realizar ese viaje.

  • Invertir

Hay muchas cosas en las se puede invertir para maximizar el trabajo y empresa. Puede ser desde invertir en capital humano, hasta en el espacio en el que se trabaja todos los días, en ese software que simplificaría las tareas o en buscar a un aliado que ayude a cumplir tus metas, tal y como las has pensado.

  • Convivir

El equipo importa, hay que pensar que los trabajadores son el motor de la empresa, por lo que se tiene que tomar un día de convivencia cada vez que se haya tenido una temporada fuerte de trabajo, también puede ser un incentivo para los trabajadores, pues está demostrado que más allá del sueldo (que también es muy importante), los incentivos emocionales y el reconocimiento laboral, son los que ayudarán a que los trabajadores sean fieles a la empresa y se comprometan en gran medida a cumplir los objetivos.

  • Apostar en tecnología

En el sentido empresarial, el problema no es determinar las anteriores necesidades, aciertos y desventajas, sino otorgarles la metodología ideal para que cada área o el total de la empresa, puedan hacerlos reales.

  • Aprender a decir “No” y “Sí”

Muchas veces por la relación con un cliente, conocido, amigo o familiar se rehusa a decir “No”, y esto trae muchos problemas después, aprender a declinar propuestas, y evitar malos momentos, también aprende a decir “Sí”, pues en ocasiones el miedo, obliga a quedarse en la zona de confort y rechazar grandes oportunidades.

  • Ser perseverante

No perder de vista el panorama de visualizar el funcionamiento a futuro de la empresa, más considerar la correcta valoración de procesos que cumplan con todos los requisitos para ser optimizados y elevar el rendimiento año con año.

Para poder lograrlo se tiene que considerar el liderazgo por medio del gerenciamiento para que los propósitos se hagan realidad, se trata de hacer de los objetivos, metas tentadoras que todos tengan el interés de conseguir; para que esto suceda, se deben proporcionar los medios (herramientas e insumos), destinar tiempos, asignar el personal, etc. Pues el combustible para lograr las metas, es ver los resultados y sentir que se forma parte importante de ellos.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Que enero no sea el dolor de cabeza

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario