Conoce algunos tips de emprendimientos sin “huachicoleadas”

PEMEX cerró de forma provisional los ductos que transportan el combustible. Esto ha provocado un reparto lento y en consecuencia el desabasto temporal de la gasolina en algunos puntos del país como: Hidalgo, Jalisco, Guanajuato, Estado de México y la Ciudad de México. Esto como resultado del plan para erradicar el robo de combustibles o ‘huachicol’ en el país llevado a cabo por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En este sentido, se ha desatado un caos vial ante el pánico de los ciudadanos por quedarse sin combustible en estos primeros días de enero. También ha provocado que se formen largas filas donde esperan hasta tres horas para recargar sus tanques, lo que ha propiciado molestia colectiva por la saturación de las gasolineras y el tiempo perdido que puede ser utilizado en otras actividades.

Para no caer en compras de pánico y mejorar la movilidad de las ciudades en donde se está viviendo un momento crucial, existen prácticas simples y rutinarias que ayudan a dosificar y ahorrar combustible o bien, a usar de manera inteligente el automóvil.

Estos son los consejos que se pueden ser de utilidad:

  • Planear las actividades

Esto aplica tanto para el aspecto del desplazamiento como en la vida diaria. Una rutina organizada con tiempos ayudará a prevenir o evitar imprevistos que requieran el uso del automóvil por emergencia.

  • Usar el vehículo sólo para lo indispensable

Utilizar el automóvil para hacer trayectos cortos en lo que se pueda prescindir de él significa un gasto innecesario de combustible. La opción ante esto es caminar, utilizar bicicletas, patines, scooters u otra alternativa que fomente la actividad física y deje reposando el tanque para momentos de extrema urgencia.

Si se recorrerá distancias largas y es indispensable hacerlo a través de un auto:

Mantener el automóvil en buen estado. No importa si es un último modelo o ya tiene sus kilómetros recorridos, un coche en el mejor estado causará menos problemas, entre ellos el uso excesivo de gasolina. Revisarlo periódicamente y cuidar aspectos como el nivel de aire en las llantas y el estado de motor, sobre todo en los filtros de aire y aceite.

Viajar ligero. Si no se cuenta con otra opción más que utilizar el coche, procurar restarle todo el peso que se pueda. A mayor peso, mayor fuerza para avanzar y gasto de combustible. Revisa la cajuela y hay que sacar lo que no vaya a utilizar.

Moderar la velocidad. Correr en el auto y acelerar intempestivamente consume mucha gasolina. El rendimiento de combustible disminuye drásticamente al llegar a velocidades mayores a 80 kilómetros por hora. Hay que procurar bajar estos niveles ya que, en una ciudad con gran circulación, ir a gran velocidad no es una opción muy segura y puede resultar riesgosa.

  • Hay que olvidarse del aire acondicionado

Estamos viviendo en épocas de clima cambiante y en ocasiones, el calor aumenta a pesar de ser invierno, no obstante, la activación del aire acondicionado hará que la gasolina disminuya puesto que esta función absorbe entre 10 y 15% del nivel de combustible. Si se siente uno acalorado, es preferible bajar tus vidrios y recibir aire fresco.

  • Comparte el automóvil

Compartir el auto con familiares o amigos, contribuye a reducir la circulación de vehículos con una sola persona.

  • Intermodalidad urbana

Este fenómeno podría ser una gran solución ante el desabasto. Utilizar diversos medios de transporte público para llegar al destino no sólo hará dejar el auto guardado, también ayudará a reducir el tráfico y disminuir gastos derivados de tener auto propio.

  • Un auto para más de 10 personas

Solicitar servicios a través de plataformas de movilidad como Cabify. Por cada vehículo que sale a recorrer las calles, más de 10 autos se quedaron en casa, pues con uno se pueden realizar varios viajes al día, sin necesidad de que varios circulen al mismo tiempo. Además, se ayuda en situaciones difíciles a quienes sí dependen de un auto para generar ingresos.

El uso inteligente del automóvil es más necesario que nunca. Las opciones para esto son bastantes y, a la postre, serán benéficas en muchos aspectos. Elige bien las que funcionen mejor para uno mismo, aplicarlas y a reducir la tensión por escasez al mismo tiempo que se ahorre combustible.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS ¿Cómo enfrentar la liberación de precios de la gasolina?

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario