Consideraciones para solicitar un segundo crédito

Las fiestas decembrinas han pasado y darse cuenta del estado de cuenta da dolor de estómago. Además, la cuesta de enero preocupa, y uno se hace la pregunta: ¿Es posible tener otro crédito para pagar las deudas?

Si, si es posible y lo ideal es saber seleccionarlo para no cavar un hoyo para tapar otro, en realidad, pocas personas tienen la sensibilidad financiera para reconocer que pagar una deuda cara con una más barata es una estrategia acertada, opina Gerardo Obregón, Fundador y Director General de Prestadero.com.

En este sentido, de los usuarios que solicitaron crédito en Prestadero, la primera comunidad de préstamos entre personas en Internet en México, 61.2% son para consolidar deuda, siendo el más alto seguido de negocios con 15%. Conoce algunas consideraciones que debes tener antes de solicitar un crédito para pagar otro.

Para realizar esta estrategia de solicitar un segundo financiamiento es recomendable seleccionarlo correctamente, de lo contrario, se tendrá un mal las finanzas y afectará el historial crediticio ya que limitará las posibilidades para obtener créditos futuros que en realidad uno necesite para una emergencia o hasta para comprar un auto o una casa. Obregón recomienda tomar en cuenta lo siguiente para no vivir ahorcado:

Capacidad de pago

Cuando se gasta más de lo que gana, firma y firma voucher creyendo que la tarjeta de crédito es dinero corriente, comienza el problema. Lo primero que se hace es conocer cuánto está dispuesto a pagar, es decir, la capacidad de endeudamiento. Si no hay dinero para pagar lo que le fue prestado, entonces se está gastando más de lo que se gana. Lo que significa que no hay ninguna planeación presupuestal.

Posición de fortaleza

Si solicitar un crédito con varias cuentas vencidas será imposible que lo otorguen. Entonces, entre mejor historial crediticio uno tenga, y entre mayor sea la capacidad de pago, mejores condiciones de refinanciamiento obtendrá. Así es esto: el mejor momento para refinanciar las deudas es cuando aparentemente no se necesita, porque hay que demostrar que se puede seguir pagando los créditos.

Endeudarse aquí para pagar allá no es nocivo, siempre y cuando se pueda evaluar cada opción de financiamiento que uno tiene a su alcance. Además, si no es totalero con las tarjetas de crédito, no es necesario no olvidar pagar mínimos puntualmente, y así aprovechar para pagar deuda con deuda para ahorrar dinero.

Acercarse al banco

Acercarse con el banco y platicar la situación es una buena práctica para llegar a un acuerdo y salir de esa deuda con mejores condiciones de pago, con cuotas más bajas mes a mes, y poder ampliar el plazo.  Ellos darán esta flexibilidad para que no deje de pagar.

Mejores tasas

Entonces si es conveniente pagar una deuda con deuda, siempre y cuando las condiciones de la nueva deuda sean mejores a la primera, aunque las tasas de créditos actuales son altas en México es posible buscar otras opciones de financiamiento. Aunque no hay que olvidar los costos por apertura de crédito, seguro de desempleo u otros que merman la cantidad total solicitada.

Fondeo colectivo

En la actualidad, las empresas de crowdfunding es una mejor alternativa para saldar las deudas que los bancos, por todos los ahorros que ofrecen la tecnología y servicios tecnológicos del sector financiero. Obregón finalizó: De nuestros usuarios que solicitaron crédito, 61.2% son para consolidar deuda, con un monto promedio de $106,800 pesos.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Obtiene un crédito de buró con 0% intereses

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario