Gastroenterología es la enfermedad más frecuente entre los empleados

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Salud 2018 de Aon, dirigida a más de 500 empresas en el país, el 65% de las organizaciones cuentan con alguna iniciativa en salud y bienestar en México. Además, en 7 años se ha incrementado en más del doble el porcentaje de empresas con programas implementados, teniendo como objetivo primordial sensibilizar a los colaboradores al uso efectivo de los servicios de salud.

Los padecimientos con mayor frecuencia son: los gastroenterológicos con un 35%. Además, se encuentran la diabetes mellitus, hipertensión arterial, dislipidemia, obesidad e infarto agudo al miocardio. Estas son las enfermedades crónicas de mayor morbilidad y mortalidad en nuestro entorno y donde desafortunadamente los padecimientos oncológicos son los más costosos en cuanto a tratamiento se refiere; mientras que en segundo plano los accidentes alcanzan el 24%.

Las enfermedades psicosociales como trastornos de ansiedad, mala calidad del sueño y de estrés grave, cada vez tienen mayor relevancia en las organizaciones. El problema del estrés es que cuando persiste por un periodo prolongado, es difícil de controlar y puede condicionar la aparición del disestrés.

“Un colaborador con este padecimiento inicia por tener problemas de concentración, altos niveles de ansiedad, trastornos afectivos, insomnio, entre otros, lo que conlleva a jornadas laborales más extensas y lo llevará al abandono de actividades físicas de recreación que favorezcan su salud física y emocional”, advirtió Act. Nilda Cabra Lagunes, directora del área técnica de beneficios para empleados en Aon.

En este sentido, las organizaciones se han interesado en implementar acciones que ayuden al empleado a manejar correctamente el estrés como con líneas telefónicas de apoyo emocional, coaching y talleres de manejo de estrés. Estas iniciativas pueden reducir el ausentismo, así como los costos derivados de ellos.

“Un colaborador física y mentalmente sano, tendrá mayor rendimiento laboral, capacidad para resolver problemas y experimentará mayores niveles de satisfacción”, añadió la directora.

Conforme a los resultados de la Encuesta de Salud 2018 de Aon, entre las organizaciones que han adoptado un plan de salud integral destacan: Comercio, Alimentos y Bebidas 25%; Manufactura o Producción 25%; Comunicación y Tecnologías de la Información 15%; Gobierno, Energía y Construcción 10%. Las organizaciones grandes han logrado madurez en la implementación de planes de salud por más de 3 años, siendo una estrategia que aspira a la prevención de riesgos y al aumento de la capacidad individual de la población a autocuidarse.

La encuesta analizó como los empleadores mejoran la salud de sus colaboradores con programas de acciones sencillas, incluyentes, sin costo y sobre todo divertidas, donde el participante se sienta atraído hacia ellas. Al implementar acciones enfocadas al bienestar, se busca mejorar las condiciones de salud de los colaboradores, mediante la identificación y gestión oportuna de factores de riesgo, donde se involucran los de tipo emocional y físico.

“Las organizaciones se han dado cuenta que atacar el problema de salud desde el interior de ellas, generando un cambio hacia la cultura del autocuidado, con la promoción de salud en su población activa y al mismo tiempo poder extender estas acciones a familiares y en consecuencia a la comunidad, es la forma más efectiva de adquirir hábitos que beneficien la vida laboral, y por consecuencia, la productividad en la organización”, concluyó Nilda Cabra.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS 5 enfermedades ocasionadas por una mala postura en el trabajo

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario