La Responsabilidad Social Empresarial contra la corrupción

El término Responsabilidad Social Empresarial se ha ido integrando cada vez más frecuentemente al lenguaje de las PyMES y de las empresas globales; afortunadamente, su impacto positivo también se ha extendido a diferentes sectores de la sociedad, como el gubernamental, el de las organizaciones de la Sociedad Civil o también llamado Tercer Sector, el académico, etc.

La RSE es un concepto muy amplio que –en términos generales-, abarca 3 grandes líneas de acción: la económica, la social y la medioambiental. Asimismo, existe un consenso al considerar a la Ética como un eje rector transversal del desempeño y gestión de toda organización socialmente responsable.  La RSE obtiene su fundamento en la Ética, ya que ésta provee a las personas y a las organizaciones de valores, normas y actitudes básicas de conducta, orientándolas hacia el bien, otorgando así un sentido profundamente humano, social y medioambiental a las relaciones del hombre con sus semejantes y con el planeta.

Durante la última década, el mundo de los negocios ha redoblado sus esfuerzos en este contexto. Muchas empresas han introducido medidas internas, externas y colectivas para hacer frente a la corrupción y cada vez menos siguen considerando aceptable la corrupción. Se trata de asumir que la corrupción es corresponsabilidad de todos los actores de la sociedad, incluyendo al sector empresarial. La aplicación y creación de nuevas leyes anticorrupción ha aumentado el riesgo de enfrentar consecuencias legales, comerciales y reputacionales.

A pesar de esta evolución positiva, la corrupción sigue ocupando las primeras planas de los periódicos, y los motivos y factores que contribuyen a ella son complejos.

Prever, cuestionar y enfrentar excusas más comunes por las cuales las personas participan en conductas inmorales es una manera de reducir la probabilidad de que se participe en actos corruptos. Hay que enfrentar corazones, mentes y sistemas a través de un doble mensaje clave: vencer la corrupción es necesario y posible.

Información y normativa en los principios y procesos, herramientas como códigos y comités de ética, transparencia en la información, son elementos que contribuyen a la disminución de la corrupción en las empresas.

Mtra. Martha Elizalde Durán, Académico de la Facultad de Responsabilidad Social de Universidad Anáhuac México

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Responsabilidad Social y Resiliencia: importancia de los activos intangibles y del comportamiento.

Te compartimos el siguiente video

Deja un comentario