No alcanza para adquirir los productos de Canasta Básica

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) revela de manera mensual los resultados del Monitoreo de precios a los productos de la canasta básica de mayor demanda, y en este reporte se han agregado los 17 productos que recién incrementó el gobierno federal a la canasta básica alimentaria (CBA), para darles seguimiento.

En este reporte se detectó un alza en los precios de la cebolla en estados como Hidalgo (34.29%), Tlaxcala (40.63%) y CDMX (50%).

También el aguacate y la leche incrementaron sus precios durante la primera quincena del mes de febrero, donde Nuevo León fue la entidad en la que el aguacate presentó su mayor incremento de 22.5%, mientras que la leche aumentó su precio en el Estado de México en un 4%. En esta ocasión se reportar una relativa estabilidad en los precios del resto de los productos monitoreados en las distintas entidades, siendo la primera ocasión que este fenómeno se da en los últimos meses.

“Tras el anuncio del gobierno federal sobre la inclusión de 17 productos a la canasta básica alimentaria (CBA), ahora tendrá un total de 40 productos. Sin embargo, el incremento al salario mínimo de 16.21% en el territorio nacional y de 22% en la frontera norte, el poder adquisitivo de las familias mexicanas sigue estando constreñido y no les alcanza para cubrir el total de sus necesidades, por lo que estas medidas, siendo positivas son insuficientes, no bastan, reiteramos, a la gente no le alcanza, ya que en los últimos 40 años el salario perdió hasta en un 60% su poder de compra”, afirmó Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

La ampliación de la canasta básica alimentaria contempla productos como carne de res, puerco, pollo, pescado seco, tostadas, pan de dulce, huevo, agua purificada, golosinas de amaranto y cacahuates, puré de tomate envasado, frutas deshidratadas, gelatina, cuadro básico de frutas, cuadro básico de verduras, concentrados sin azúcar para la elaboración de bebidas, mismos que estarán a precios al alcance de la población.

La CBA será distribuida y comercializadas a través de Segalmex, que surge de la fusión de Liconsa y Diconsa, tiendas del Estado, dando respuestas viejas a problemas nuevos, ya que en el pasado quedó demostrado que una logística de distribución y comercialización a partir tan solo del sector público, termina por caer en el clientelismo político y la corrupción. Es menester pensar una nueva política pública para atender este programa de abasto a la población más olvidada en condiciones de mayor transparencia y pulcritud, en donde pudieran participar el sector privado y el sector social en esta tarea.

De acuerdo a las estadísticas proporcionadas por la Secretaría del Trabajo los ingresos de la clase trabajadora cayeron en 1.28% para los hombres y un 4.52% para las mujeres de forma acumulada, afectando a las familias de escasos recursos razón por la cual el salario mínimo poco pudo hacer ante el alza de al menos 25 productos básicos.

“Un peso pesa, y de peso en peso se llena el jarrito o se vacía, y esta microeconomía es la que establece la diferencia entre poder o no poder comprar los productos de primera necesidad que diariamente demandan las mesas en los hogares para comer. No será una tarea fácil ni de un día para otro, el que logremos abatir la pobreza en la que se encuentran más de 50 millones de compatriotas, esto será un largo y sinuoso camino en el que talvez, apenas hemos dado los primeros pasos, no hay que echar las campanas al vuelo”, subrayó Rivera.

En el último año, un trabajador mexicano, aun y que trabajara 24 horas al día no lograría ganar lo suficiente para adquirir los productos de primera necesidad, según concluyó un estudio de análisis del Centro de Análisis Multidisciplinario de la UNAM, la inflación que en los últimos meses ha venido golpeando a la economía popular laceró y afectó sin lugar a dudas la salud y la calidad de vida de la población más vulnerable de nuestra nación.

En 2013 los trabajadores tenían que laborar 21 horas para poder adquirir la canasta básica, en 2016, 23 horas; en 2017, 2018, 24 horas y veremos que ocurre en 2019. Este fenómeno, no se le puede llamar de otra manera sino sobre explotación, al grado de llevar a una condición de profundo desgaste a los trabajadores.

“El reto para el nuevo gobierno será garantizar la inclusión social, continuar por la senda de la revaloración del trabajo, asignándole una justa remuneración; garantizar una alimentación saludable a las familias más empobrecidas de la sociedad; apoyando a la población más vulnerable con becas de estudio y capacitación para sus hijos, incrementando el ingreso a los adultos mayores, otorgando a los campesinos las herramientas necesarias para volver al campo productivo, en fin, en estos momentos históricos la globalización emplaza a los países a dirigir su mirada a sus mercados internos, a dinamizar la economía de sus localidades, a crecer desde adentro para poder ser competitivos en el exterior”, concluyó Cuauhtémoc Rivera.

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Conoce las implicaciones del aumento salarial en México

Te compartimos el siguiente video

Deja un comentario