Infórmate qué puede hacer un oficial de tránsito y qué no

¿Cuántos conductores circulan a diario por las calles sin saber el reglamento de tránsito? La desinformación es la principal causa de no saber cómo actuar ante un oficial de tránsito y ceder a malas prácticas por temor a represalias.

Uno de los últimos cambios en dicha materia es que, a partir de enero de este año, las infracciones de tránsito tuvieron un incremento de 4.83%, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En este sentido, es importante no dejarse sorprender en caso de que uno resulte infraccionado y conocer a cuánto equivale este incremento.

De acuerdo con Seguro X Kilómetro, seguro de autos tecnológico, existen tres tipos de infracciones más comunes, en las cuales muchas veces no se sabe cómo actuar:

¿El agente puede cobrar multas?

Haciendo a un lado las “mordidas” y de acuerdo con lo dispuesto en el vigente Reglamento de Tránsito de la CDMX, un agente de tránsito debe de señalar la falta cometida, así como la multa aplicable a la sanción, sin embargo, no debe aceptar el monto de la multa por sí mismo.

El agente deberá proporcionar una boleta autorizada y seriada por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en la que aparezcan los datos del auto, la infracción cometida, lugar y hora del incidente y el monto a pagar en cualquier centro autorizado por la misma dependencia.

¿El oficial de tránsito puede llevarse el auto al corralón?

Los agentes de tránsito no pueden remolcar el auto, ya que, a partir de febrero del 2018, la modificación del Reglamento de Tránsito ordenó que el uso de grúa solo será para emergencias y apoyo vial. Para estos casos, Seguro X Kilómetro recomienda contar con un seguro para auto, el cual brindará asistencia en caso de necesitarlo.

El nuevo Reglamento de Tránsito menciona que, en dicha circunstancia, el agente de tránsito deberá levantar la multa correspondiente de hasta $2,535 pesos.

¿Cualquier agente puede remitirte ante un Juez Cívico?

En muchas ocasiones, es difícil por el estrés y la tensión del día al día que los agentes se mantengan calmados, sin embargo, aunque pueda ser fácil desquitarse con ellos, esto nunca es positivo. Antes de actuar de manera violenta y que la autoridad se sienta agredido física o moralmente, puede remitirse a un juez cívico siempre y cuando exista alguna multa como precedente.

Sin embargo, para poder realizar dicha acción, primero debe señalar la infracción y la multa correspondiente. Contar con tu seguro de auto ayudará con la asesoría vial. En caso de que algún agente remita a una instancia cívica sin dicha infracción, él se hará acreedor a sanciones impuestas por el Ministerio Público.

Es importante tomar en cuenta que antes de actuar y ceder, uno piense dos veces qué hacer. Esto evitará caer en las tan comunes “mordidas”, además que se podrá proteger de todo tipo de sanción, e incluso salvaguardar tus derechos frente a cualquier policía en la vía pública.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Ciudades Inteligentes, ciudades de retos

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario