Los riesgos que implica la evasión fiscal

Pedro Zugarramurdi, especialista en el tema de la consultora Salles Sainz Grant Thornton (SSGT) asevera que la evasión fiscal en México afecta de manera directa las finanzas públicas y como consecuencia pone en riesgo la aplicación de los programas sociales del Gobierno y la correcta implementación del presupuesto público.

“Con la evasión fiscal, el Gobierno percibe menos impuestos, lo que implica que se ponga en riesgo la correcta operación de programas sociales con el perjuicio público que esto conlleva. Impacta directamente a la gente, porque no se pueden aplicar los recursos necesarios a los programas de apoyo a la sociedad, a las escuelas, hospitales, carreteras e infraestructura en general”, afirma Zugarramurdi.

Anualmente los costos de la evasión fiscal equivalen del 2 al 4% del Producto Interno Bruto, por lo que el Gobierno Federal, a través de las autoridades fiscales, se han dado a la tarea desde hace varios años a detectar prácticas fiscales indebidas.

“Las autoridades fiscales han emitido criterios encaminados a inhibir dichas prácticas y evitar la evasión fiscal, pero también han implementado medidas que permiten la fiscalización más eficiente de los contribuyentes, aprovechando los medios electrónicos, promoviendo la bancarización de las operaciones y la emisión de facturas electrónicas”, apuntó Zugarramurdi.

Sin embargo, el uso de dinero en efectivo hace que sea difícil la detección de la evasión de impuestos, además de prácticas más sofisticadas con el uso de entidades extranjeras en los denominados paraísos fiscales.

El especialista sugiere que, para optimizar la fiscalización a las empresas, además de continuar con las operaciones electrónicas para generalizar el uso del sistema bancario en la recepción y pago de servicios, convendría revisar el sistema fiscal en cuanto a la tasa que se maneja actualmente y la complejidad para hacer las declaraciones fiscales de las empresas.

“En México tenemos tasas impositivas altas en comparación con otros países -como podría ser ahora Estados Unidos después de su reforma fiscal-  y eso motiva a algunos a buscar otras formas para no pagar tanto en impuestos. Las empresas en México tienen una gran diversidad de operaciones con tratamientos específicos, y muchos requisitos que cumplir sobre todo en lo que se refiere a las deducciones y por eso los contribuyentes tienen problemas al momento declarar sus impuestos”, concluyó el especialista.

El especialista de SSGT comentó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en algún momento que analizaría la forma de facilitar y simplificar el pago de impuestos y que la fiscalización estaría basada en la confianza a los contribuyentes, por lo que habrá que esperar para ver de qué manera podría incentivarse a las empresas que cumplen cabalmente con sus declaraciones de impuestos y disminuir la evasión fiscal.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Impuestos: el dolor de cabeza de las empresas mexicanas

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario