El recurso humano es lo más importante

Generalmente, el recurso humano es visto como un medio y es por ello que cada día se utilizan más herramientas como outsourcing o evitar el involucramiento directo entre colaborador y empresa.

En la industria de TI automatizar procesos e introducir el uso de la tecnología es una tendencia. Sin embargo, el factor humano es el que da pauta para los despliegues de innovación y servicios que no siempre pueden ser cubiertos por la tecnología. Es verdad que las funciones que hoy se encuentran ejecutadas por máquinas y procesos automatizados proporcionan rapidez y precisión. No obstante, el trato que recibimos de nuestros proveedores, la atención personalizada y el valor agregado que nuestros colaboradores ofrecen a su trabajo diario a través del conocimiento que desarrollan mediante la interacción con nuestros clientes, es un plus que los clientes valoran sobre la tecnología y que puede representar la ventaja competitiva más significativa en el mercado.

Para una relación laboral sana es recomendable organizar reuniones de comunicación con los colaboradores. Siempre debe existir un espacio para agradecer su trabajo y recordarles que los resultados se logran debido a su esfuerzo. También es importante hacerles saber es a través de ellos y de la calidad de sus entregables que se logran diferenciales importantes y el fruto de esto, se ve reflejado cuando la organización se posiciona con mayor solidez en el mercado. Por lo tanto, el recurso humano no solo es importante, es un contribuidor clave en los éxitos, desarrollo y crecimiento de la organización.

Las mejores prácticas de la industria cuentan entre sus prerrogativas el cuidar a sus colaboradores y lo llevan a cabo como un valor propio. Muy pocos lo hacen y por lo tanto, para esas compañias  es una prioridad atender las necesidades de sus colaboradores, como tomar en cuenta sus opiniones a través de focus groups y políticas de puertas abiertas. El recurso humano también se debe cuidar poniendo a su alcance herramientas para su desarrollo profesional, ocupándonos de ofrecer prestaciones y compensaciones competitivas frente al mercado laboral. Al involucrarnos en el crecimiento de la organización y haciéndolos sentir parte fundamental del grupo a través de actividades internas, se refuerza el mensaje de agradecimiento y colaboración a todos los que conformamos la compañía.

Una organización incluyente no tiene jerarquías, ya que estas alejan a los colaboradores, tanto en la comunicación directa como en sus planes de desarrollo. Con una política de acercamiento diario y de colaboración, no de jefe a empleado, sino de colaboración entre pares es que se puede lograr un pleno desarrollo del recurso humano. Con base en la experiencia en la industria y en la retroalimentación en general, lo anterior marca una diferencia importante con respecto al ambiente laboral entre las consultoras de TI en México.

Generalmente, el recurso humano es visto como un medio y es por ello que cada día se utilizan más herramientas como outsourcing o evitar el involucramiento directo entre colaborador y empresa. Las mejores prácticas dictan que debe ser al contrario: se debe contar con un esquema de involucramiento con la compañía, ya que los colaboradores son una pieza fundamental. Una organización colaborativa e incluyente marca diferencia si en medida de sus posibilidades extiende las actividades y beneficios a los familiares de los colaboradores. Así genera un lazo más fuerte entre los colaboradores y la organización y apuntala la relación.

Cualquier organización busca diariamente los resultados en los entregables, ya que estos son lo que atrae a los clientes. El trabajo día a día se hace como parte de lo que cada uno es y se traduce en un entregable de calidad. Así, gente motivada, comprometida, identificada con la compañía se refleja en sus entregables diarios y esa es la fórmula del éxito.

En la industria de TI las consultoras ganadoras de proyectos son aquellas que ofrecen un mejor costo validado por los mejores entregables. Cuando la rotación de personal es alta y el tiempo que los colaboradores permanecen estancados en sus puestos también, las opiniones de los propios colaboradores no son halagadoras.  Al final del día, los clientes toman sus decisiones basadas en la calidad de la gente y los servicios que se ofrecen.

Cada cliente tiene diferentes exigencias y estándares. Aún cuando la organización cuente con estándares internos, se debe ajustar a los requerimientos del cliente. Una organización se puede llamar exitosa cuando sus colaboradores se ajustan a las exigencias del cliente, que este opta por captar a los recursos humanos propios de la organización. Por ello es que las organizaciones deben esforzarse mucho para que sus colaboradores se sientan identificados y decidan quedarse con la organización cuando se presente esta situación.

Finalmente, el éxito de una organización o el cumplimiento de sus metas se debe a que el recurso humano es el factor de ese éxito. Es clave tener a los colaboradores competentes para lograr las metas financieras. Se debe invertir mucho en tiempo, ideas e innovación para que los colaboradores estén contentos. Si se hace bien, la propia industria lo reconocerá y para cualquier organización debe ser importante enfocar sus estrategias en el recurso humano para seguir siendo exitosa.

Por Paulina Paniagua, Senior Human Resources Manager en GFT México

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Inteligencia colectiva, determinante para la gestión de recursos humanos

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario