Pasos para elaborar un proyecto de construcción

México se ha destacado por la apertura a nuevos proyectos de construcción, innovando así en cuanto a arquitectura y visión de negocio. Es por ello que ciudades como Cancún, que además de ser una joya del Caribe mexicano, invierte en urbanización y en obras públicas.

Y por ello, es necesario prestar atención al proceso de construcción, ya que el uso de materiales adecuados, observar la reglamentación en cuanto a exigencias técnicas y también el tipo de herramientas son importantes. De los pasos que asegurará la durabilidad de las edificaciones es el compactamiento y uno de los aparatos indispensables es el vibrador para el manejo del concreto.

Sí, siempre pensamos en este material como uno muy duro, pero es un material delicado y para cumplir con las especificaciones de cada proyecto particular, es necesario saber a qué grado debe llevarse así como las armaduras que llevará en su interior deben estar acopladas correctamente.

Ahora bien, el vibrador para concreto es un aparato que hace que las burbujas del concreto fresco salgan y se hagan homogéneas y eso le da mayor solidez y consistencia a la mezcla para que sea más resistente.

Tiene distintas aplicaciones como son para los muros, columnas, losas y vigas, con una vibración interna, es decir, que se inserta; respecto a la compactación de hormigón se utiliza la que es externa, o sea en la superficie. Si no se hiciera este vibrado del concreto, habrá daños en el material a mediano y corto tiempo.

Para obtener los mejores resultados al utilizarlo, te damos los siguientes consejos:

  • El vibrador de concreto debe introducirse verticalmente y con rapidez, pues si se hace de manera lenta, las capas superiores se compactarán y el aire quedará atrapado en las capas inferiores.
  • Hay que sacarlo con calma y en un ángulo inclinado.
  • Es recomendable utilizarlo de 10 a 15 segundos y hacer incisiones cortas.
  • Revisar el radio de acción, o sea considerar la distancia mínima entre los puntos del vibrador, debe ser al menos 1 ½ veces de lo que recomienda el fabricante.
  • No se debe ocupar para mover el concreto que ya se ha solidificado.
  • Si se han formado cúmulos se usará en parte más alta.
  • Se tiene que acercar el vibrador a todas las esquinas y rincones para garantizar que la mezcla sea homógenea.
  • Detenga la vibración cuando ya no salga aire del concreto y también cuando la superficie adquiera brillo.
  • Si es un proyecto de menor tamaño, considere adquirir o rentar un vibrador portátil ligero.

Esperamos que estos consejos te ayuden y sobre todo, a dimensionar la utilidad de esta herramienta en el proceso de la construcción.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Ventajas del uso de compresores en la industria de la construcción

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario