Protección de datos: aliado imprescindible de la nube

La revolución de la nube forma parte importante de la infraestructura de las empresas. Cada vez más organizaciones trasladan sus datos, incluso los más críticos, a este formato de cómputo en alguna de sus múltiples modalidades.

Sin duda, la tendencia es impulsada por el enorme potencial que esta plataforma ofrece para los negocios. El aumento de la eficiencia en las operaciones, al igual que una mayor productividad, agilidad y flexibilidad que se traducen en mejores resultados de negocio, son sólo algunas de las ventajas que las compañías obtienen.

Con todo, aún se mantienen preocupaciones en torno a la seguridad, pues muchas veces la nube va de la mano con aspectos tales como ceder el control y la propiedad de la infraestructura. La propia naturaleza de la nube hace que este modelo sea susceptible a pérdida de información, ataques y otras vulnerabilidades.

El reto no es menor, considerando el imparable crecimiento de los datos en el ámbito empresarial, casi al mismo ritmo que el de las vulnerabilidades que amenazan las infraestructuras de TI de las organizaciones, sus aplicaciones y datos. Por ello, es preciso hacer un alto en el camino para realizar una evaluación exhaustiva de los riesgos asociados al uso de la nube y demás tecnologías disruptivas.

El secreto del éxito En la era de la transformación digital los datos son el motor de los negocios. Es crucial que éstos permanezcan disponibles sin importar en qué tipo de nube se encuentren (pública, privada o múltiple) y hacia cuáles modelos se muevan (esquemas híbridos), tanto para satisfacer las demandas de la empresa como para dar cabida a la innovación.

Sin embargo, de acuerdo con Veeam1, el 73% de las organizaciones a nivel mundial y el 89% de las compañías de México admiten que aún no pueden cumplir con el requerimiento de los usuarios de contar con un acceso ininterrumpido a datos y servicios. Esto trae consigo costos de $20 millones y $23.6 millones de dólares al año, respectivamente, por la pérdida de ingresos y productividad que la no disponibilidad acarrea.

La solución está en considerar una estrategia enfocada en mantener la integridad, seguridad y protección de los datos. Según el informe mencionado, el 77% de las empresas en México usan la nube para sus respaldos y mediante este esquema aprovechan el software como servicio (SaaS) y la recuperación ante desastres como servicio (DRaaS), y entre los motivos por los cuales utilizan este modelo de cómputo está justamente la protección de los datos.

La mejor aliada en este sentido es una gestión inteligente de datos, que a través de características como integración, orquestación y automatización, permite a las organizaciones generar, en promedio, $83 millones de dólares en ingresos adicionales, a través de la protección de datos a lo largo y ancho del ecosistema.

Por Jan Ryniewicz, director de Marketing de Veeam para Latinoamérica

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Firman alianza por el futuro en la protección de datos en México

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario