Empresas familiares crecen con  base en valores definidos

A pesar de la coyuntura económica, el 75% de las organizaciones mundiales considera que tener un propósito y unos valores empresariales claros, impacta de forma positiva en los resultados de las empresas, pudiendo incluso registrarse un crecimiento anual de doble dígito.

Así lo recoge la 9a edición de la Encuesta Global de Empresas Familiares 2018 (FBS, por sus siglas en inglés), realizada por PwC, en la que participaron 81 organizaciones mexicanas.

Entre los principales hallazgos del reporte, el 75% de las organizaciones mexicanas creció́ durante 2018, frente al 69% que lo hizo a nivel mundial. Asimismo, el dato de nuestro país sigue siendo el mismo que el registrado en 2016. De este total local, un 48% lo hizo a doble digito.

“Buena parte del éxito de nuestras empresas familiares se basa en su capacidad para generar confianza, crecer de forma sustentable y cuidar de los colaboradores y las sociedades donde se integran. Sin embargo, estos tres desafíos no pueden ser enfrentados si las compañías no tienen claro cuál es su propósito y no conocen sus valores”, mencionó Mauricio Hurtado de Mendoza, Socio Director de PwC México.

  • Crecimiento y financiamiento

Uno de estos motores de este progreso es el comercio internacional, pero solo representa el 15% de los ingresos de las empresas familiares a nivel mundial, cifra que se prevé́ que aumente hasta el 23% en el próximo lustro.

A nivel local, el 59% de los encuestados se dedica a la exportación de bienes o servicios. Asimismo, más del 90% de las empresas cotizadas mexicanas, tiene participación familiar en el capital y en los órganos de control o representación, lo que explica también la importancia del comercio para este tipo de negocios.

“A pesar de la compleja coyuntura socioeconómica a nivel global, la reciente ratificación del T- MEC en el Senado de nuestro país, es una buena noticia para las empresas familiares. Aunque todavía falta la aprobación del texto en los congresos de Estados Unidos y Canadá́, la consecución de este acuerdo aporta certidumbre, genera confianza y seguirá́ contribuyendo al aumento de las relaciones comerciales y al crecimiento económico del país”, indicó Hurtado.

El 81% de las organizaciones familiares a nivel global recurre a la banca como fuente de financiación, si bien una tercera parte de los líderes mundiales ya considera otras opciones, como: el capital privado (39%), la salida al mercado bursátil (26%) o la inversión de capital de otras familias u oficinas familiares (20%).

Sin embargo, los pronósticos para el mercado mexicano indican que estas fuentes siguen siendo la banca comercial, la familia y los amigos. No obstante, en la medida en la que las empresas familiares mexicanas fortalezcan sus valores corporativos, el interés de los fondos de capital privado irá en aumento.

La tecnología y la preocupación por incrementar las habilidades

Entre los temas más relevantes de esta edición de FBS, encontramos, además de la generación de confianza y la sustentabilidad, la transformación tecnológica, una opción apoyada por el 44% de los encuestados.

No obstante, el hecho de reconocerla no significa que las organizaciones estén preparadas para enfrentarla: el 17% de los encuestados mexicanos afirma sentirse vulnerable frente a la disrupción digital y el 42%, con respecto a los ciberataques. A nivel global, hablamos del 30% y 42%, respectivamente.

Por otro lado, en cuanto al 64% de las compañías mexicanas planea tomar medidas para incrementar las habilidades digitales de sus colaboradores durante los próximos 24 meses.

  • Impacto de los valores en los resultados

Uno de los principales desafíos de las compañías familiares pasa, en la actualidad, por conseguir que el impacto de sus programas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) sea medible. En el contexto de nuestro país, el 93% de los encuestados asegura conocer lo valores y el propósito de la empresa y un 75% realiza al menos una tarea alineada a su programa de RSC, como: ofrecer servicios de voluntariado en su comunidad (54%), involucrar a sus empleados en estas actividades (48%) y/o aportar dinero a causas benéficas (30%). La forma de lograrlo es, fundamentalmente, la integración de la RSC en la estrategia de negocios (55%).

Según los líderes de negocio de nuestro país, las áreas más beneficiadas por la definición y la implementación de los valores son: mejorar la reputación con los clientes (97%), generar ventaja competitiva y/o convertirse en un mejor lugar de trabajo (96%).

En cuanto la medición, 45% de las empresas familiares mexicanas tienden a cuantificar los resultados, frente al 29% de las globales. La presentación de reportes de sustentabilidad (33%), informes especiales de actividades (33%) y/o la retroalimentación de los empleados son los modelos más usados.

A largo plazo, la misión de los encuestados es, según sus declaraciones, cuidar la empresa al ser el activo más importante de la familia (91%) y crear un legado (88%).

  • Equidad y diversidad

Al igual que en otros países, en las empresas familiares mexicanas también existe la brecha género: solo el 21% de los consejeros mexicanos es mujer, dato que coincide con el porcentaje mundial. Asimismo, el 23% colabora con el equipo administrativo (24%, a nivel global).

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS  La estafeta se pasa a la Generación Millennial

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario