Los fabricantes pueden reducir el impacto  ambiental: Humanscale

Con motivo del Día del Overshoot de la Tierra, fecha que marca cuando la humanidad ha agotado sus recursos más allá de la capacidad de la Tierra para regenerarlos en un año, Humanscale anunció el lanzamiento de su Informe Anual de Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

Este documento ilustra una convicción profundamente sostenida por el CEO y Fundador de la compañía, Bob King: “No basta con que algo sea menos malo”. Desde que King fundó la empresa, ha avanzado con un solo propósito el respeto hacia planeta. Si bien muchos fabricantes apuntan a reducir sus impactos negativos, King sabe que los desafíos que enfrenta nuestro planeta requieren más.

En este sentido, desde las operaciones de desarrollo de productos hasta iniciativas de toda la empresa y las acciones individuales, se busca lograr un impacto ambiental positivo neto, tal y como destaca el reporte.

“Echamos un vistazo a nuestras actividades operativas y de fabricación para comprender nuestros impactos clave: energía, agua, emisiones, agotamiento de recursos, preservación de la vida silvestre, responsabilidad social y materiales saludables”, señala King.

Si una empresa puede tener un impacto positivo en todos estos aspectos, actuará como un árbol por lo que King agrega: “Recordemos que los árboles apuntan a crecer, son autosuficientes y reponen el medio ambiente. Si queremos vivir en paz con el planeta, nuestras fábricas deben ser como árboles y nuestras empresas como bosques.

Operación responsable

El informe de RSE de Humanscale destaca las diferentes acciones que pueden llevar acabo los fabricantes para ser autosuficientes y devolver más de lo que obtienen del medio ambiente. Los esfuerzo para lograr un impacto positivo neto comienzan con operaciones que tocan todos los niveles de la compañía, desde la sede en Nueva York hasta oficinas e instalaciones en todo el mundo.

Al implementar altos estándares, la compañía continúa cumpliendo nuevas metas cada año, reduciendo el consumo de energía, las emisiones de gases de efecto invernadero y el desperdicio. La energía solar proporcionó 771,1 MWh, lo que representó casi el 70% de la electricidad utilizada por las principales instalaciones de fabricación de la compañía en 2018, las emisiones normalizadas de gases de efecto invernadero se han reducido en un 63% desde 2011 y el agua de lluvia se utiliza para el 100% en todo el proceso de producción en Estados Unidos. Con esto, la compañía se está acercando a su objetivo de desviar el 90% de sus desechos del vertedero.

Transformación transparente

La transparencia de materiales es clave para el éxito de Humanscale. La directora de sostenibilidad de Humanscale, Jane Abernethy, cree que es un paso esencial para transformar la fabricación tradicional es que la empresa abogue por las etiquetas de ingredientes en los muebles, que revelen de qué están hechos.

Si bien esto requiere mucho tiempo, esfuerzo y costo, ya que implica profundizar en la cadena de suministro, es algo que esperan que sigan otros fabricantes, Humanscale considera que es esencial para el futuro del planeta y la salud de la población mundial.

Los muebles a menudo contienen productos químicos contaminantes que pueden liberar gases e impactar negativamente el medio ambiente. Con las etiquetas de transparencia de materiales (como Declare) y la declaración de productos sanitarios inocuos para la salud (HPD) pueden conocerse las toxinas y materiales poco saludables; así los consumidores podrán tomar decisiones informadas antes de introducir productos químicos dañinos en los hogares u oficinas.

Diseño y fabricación desafiante

El equipo de diseño de Humanscale es consciente de que los materiales que utilizan tienen un impacto en el medio ambiente. Cuando diseñan un nuevo producto, sopesan el impacto potencial del material desde la cadena de suministro hasta el final de la vida útil. El objetivo es usar menos materiales y lograr que los productos duren mucho tiempo. Asimismo, evalúan regularmente su impacto a través de informes mensuales de productos que guían su desarrollo.

En el informe se revelan los resultados de un ejercicio de diseño de construcción de un taburete simple que desafía la fabricación tradicional y examina formas de innovar con materiales que apoyan una economía circular, utilizan desperdicios o imitan la habilidad innata de la naturaleza para la resolución de problemas.

El proyecto, organizado en asociación con el Programa MIT SHINE (Iniciativa de Sostenibilidad y Salud para la Empresa Neta Positiva), mostró los beneficios ambientales del proceso de evaluación del ciclo de vida y la viabilidad de materiales alternativos. Humanscale se enorgullece de estar entre un grupo selecto de fabricantes que están adoptando nuevas fuentes de materiales para poner al planeta en primer lugar.

Cultura consciente de la empresa

Si bien la misión de sostenibilidad de Humanscale comenzó con el compromiso de su CEO, King ha desarrollado una cultura en Humanscale que fomenta un enfoque proactivo para la sostenibilidad en todos los niveles de la empresa. El Reporte de CSR describe a varias personas que están tomando medidas dentro de la empresa: desde la Directora de Sustentabilidad Jane Abernethy, hasta los Diseñadores Industriales de Humanscale Design Studio (Jacob Turetsky, Sergio Silva y Paul Sukphisit) quienes desafían la fabricación tradicional al explorar diferentes enfoques de sostenibilidad. También están los Campeones Promotores de Sustentabilidad designados por la compañía, quienes trabajan para fomentar esta cultura sostenible y crear un diálogo abierto con clientes en mercados claves.

Asociaciones con impacto positivo

El enfoque de fabricación de Humanscale se refleja en las alianzas de la marca, incluida la de NextWave Plastics Initiative, un consorcio de empresas enfocado en desarrollar una red de distribución que respalde la reutilización del plástico antes de que llegue al océano. La silla Smart Ocean de Humanscale fue uno de los primeros productos que se lanzó tras esta alianza y utiliza casi 1 Kg de material de red de pesca reciclado en la producción de cada silla, reduciendo la contaminación plástica oceánica nociva.

La marca tiene una relación con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), participando por más de 10 años en un programa cuyo objetivo es restaurar y proteger un área de 1.5 millones de acres donde viven especies en peligro de extinción e indígenas. En 2018, el proyecto continuó asegurando el santuario en las llanuras orientales de Camboya, agregando ocho nuevos puestos de guarda parques para proteger el área de los cazadores furtivos.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Lugar de trabajo digital inteligente: ¿Por qué es imperativo 

Te compartimos el siguiente vídeo

 

Deja un comentario