Planeación Estratégica en las PYMEs

Al parecer cuando escuchamos nuevamente el tema de la Planeación Estratégica, a un más tratándose de una PYME, creemos que esta no nos compete o bien, es para las grandes empresas ya que quita tiempo, se requiere de inversión económica y de personal.

La realidad es que independientemente del tamaño de negocio que tengas, si se requiere cuando menos de un plan ya sea de carácter estratégico, operativo o táctico, ¿Qué significa cada uno?

  1. Estratégico: se determina principalmente porque se divide en líneas o directrices que guiaran a la empresa para lograr su objetivo anual o de largo plazo. Por ejemplo: se pueden tener 3 o 7 líneas de acuerdo al quehacer de cada empresa, una línea podría ser – Vinculación con el sector gubernamental, otra Visualizar a la empresa en el mercado internacional de América Latina.
  2. Operativo: normalmente todas las empresas procuran desarrollar más un plan operativo, el cual responde a un corto plazo que ayuda a resolver las necesidades que se requieren para nuestro mercado. Continuando con el ejemplo anterior, una vez que se definen las líneas estratégicas, por tanto, se desarrollan los objetivos estratégicos que las componen, es decir nos van ayudar a enfocar lo que será el plan operativo.
  3. El plan táctico: responde a las acciones concretas que se tienen que desarrollar para lograr los objetivos y así el plan operativo. Sin embargo, si tu empresa no cuenta con las líneas estratégicas y mucho menos con los objetivos, seguramente tus decisiones están referenciadas de forma táctica, es decir, respondes a las necesidades puntuales del momento para resolver o dar un servicio.

De lo anterior, para lograr hacer un plan estratégico, operativo o táctico factible, es importante conocer el mercado donde tu ofreces tus productos o servicios, quienes son tu competencia, clientes, costos, precios, etc.

De esta forma podrás entonces, no solamente crecer el tamaño de tu negocio sino hacer también una estrategia diferenciadora frente a tus competidores, con el objetivo de ganar mercado.

Finalmente, como parte de la Planeación Estratégica, está la misión que en la escuela tradicional se traduce como la razón de ser de tu empresa o negocio, es la brújula que nos indica hacia donde debemos ir. Sin embargo, te comento que ya no es suficiente, ahora también es muy importante dar relevancia a tu empresa o negocio elevando la visión al concepto del Propósito, es decir, la misión te ayudará materializar y operacionalizar para lograr cumplir tu plan. El Propósito busca darle sentido a todo lo que estas desarrollando, emprendiendo, produciendo, etc.

Mtro. Juan Carlos Sánchez López

jcsnchez@anahuac.mx

Coordinador del Centro Latinoamericano de Responsabilidad Social (CLARES)   Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac México.

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Optimiza una minuta exitosa en una reunión de trabajo

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario