Rescatan 4 razones para invertir en proyectos mexicanos

A pesar de los indicadores que marcan un  nulo crecimiento  de la economía mexicana, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), nuestro país  es una de las economías más atractivas para la inversión. Tan solo durante 2018, nuestro país fue el segundo receptor de Inversión Extranjera Directa (IED) en la región -solo detrás de Brasil- con una captación de casi 37 mil millones de dólares.

Por lo anterior, Rocktech, la plataforma de tecnología financiera que busca la generación de negocios entre empresas, emprendedores e inversionistas a través del fondeo de capital, enumera 4 razones para invertir en proyectos y emprendimientos en México:

1.- Solidez de la economía

A pesar de los factores socio-políticos internos y externos, nuestro país cuenta con una economía sólida y fuerte. De acuerdo al estudio The Report: Mexico 2018 de Oxford Business Group, en México existe un creciente poder adquisitivo de la clase media, junto con el aumento de demanda de exportaciones, lo cual ha fortalecido el sector automotor, la industria aeroespacial, la agricultura, los productos farmacéuticos, así como el turismo, el cual continúa como uno de los sectores más sólidos a nivel histórico.

Si sumamos estos factores a la reciente renegociación del Tratado de Libre Comercio -ahora conocido como TMEC- y la cercanía a economías desarrolladas como Japón, China y Alemania, se aprecia un panorama más estable y sólido del que podría pensarse. Sobre todo con la cercanía a nuevas tecnologías provenientes del extranjero, las cuales sirven de palanca para generar nuevos proyectos y emprendimientos de forma constante.

2.- Diversidad de proyectos

Si algo existe en México, son proyectos. De hecho, de acuerdo con Jorge Díaz Rodríguez, socio fundador y CEO de Rocktech, “en México existen muchas empresas y negocios establecidos que necesitan recibir un impulso para implementar una nueva tecnología, o bien, optimizar algún servicio innovador. En el caso de los emprendimientos es muy similar: existen cientos de ideas innovadoras plasmadas en emprendimientos que solo están esperando un grado de inversión para concretarse”.

Para Díaz, la lectura del mercado Fintech “está en una etapa de ‘renovarse o morir’. Los proyectos y empresas establecidas necesitan implementar tecnología en sus procesos para adaptarse a nueva realidad con nuevos retos”. En este sentido, una parte fundamental para crear una empresa basada en tecnología e innovación consiste en encontrar el acompañamiento metodológico y especializado de un consultor que pueda analizar el mercado y contar con los recursos y acompañamiento adecuados para impulsarlo.

Este panorama se refleja en la posición que ocupa México en Latam con el segundo mejor contexto para emprender (Monitor Global de Emprendimiento 2018/2019), lo cual podría impulsarse aún más con el acompañamiento adecuado.

3.- Digitalización en crecimiento

En México existen 82.7 millones de internautas (71% de penetración en personas mayores de 6 años) que pasan más de 8 horas al día conectados a la red (15° Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2018, Asociación de Internet MX). Por su parte, el comercio electrónico continúa su crecimiento año con año (en 2018 se registró un aumento del 30% respecto al año anterior) ya que cada 4 de 10 compradores online hacen, por lo menos, una compra a la semana (Estudio Sobre Venta Online 2019 de la Asociación Mexicana de Venta Online).

La digitalización de los consumidores ha creado un mercado vasto y altamente propicio para la innovación y los proyectos que puedan hacer aún más fácil la vida de las personas. Es por esto que los emprendimientos en desarrollo pueden y deben adaptarse a este ecosistema digital para generar un verdadero cambio.

4.- Nuevos modelos de negocio

De la mano de la digitalización han aparecido nuevas plataformas y esquemas disruptivos que permiten la incubación y lanzamiento de proyectos innovadores. Tal es el caso del crowdfunding, el cual busca la obtención de recursos a través de un fondeo colectivo. En este caso, la tecnología permite conectar una oferta de fondos prestables con su demanda, generando así una economía de colaboración.

Un modelo aún más avanzado y que recién se está implementando en México es el equity crowdfunding, el cual funciona como un fondeo colectivo que permite a cualquier inversionista conocer y evaluar propuestas interesantes para invertir directamente a cambio de convertirse en socios. Este sistema se ha convertido en una forma viable de ofrecer mayor seguridad a los inversionistas, al tiempo que abre un abanico de posibilidades para las personas que buscan materializar sus sueños de negocio.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS  Chihuahua impulsa la manufactura en el país

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario