Tres tipos de resiliencia organizacional 

El sector automotriz demuestra su dinamismo con cambios en el modo de trabajo; ejemplo de ello es que los fabricantes de equipos originales (OEM), apoyados en la tecnología más avanzada, incursionan en nuevos modelos negocio y proveen de servicios punta a punta de la cadena de suministro, sin dejar de lado el modelo tradicional de provisión de producto o provisión de partes.

Este nuevo ecosistema exige un cambio en la manera como las organizaciones del sector automotriz trabajan con sus cadenas de suministro, estrechando lazos con los proveedores de la tecnología y actualizando sus modos de operar, involucrando al medio ambiente y los recursos humanos como parte de un mayor engranaje bien aceitado.

El todo y sus partes, una visión integral

El sector automotriz y su cadena de valor están más conscientes que de no dar seguimiento estricto a las normas para que éstas trabajen de manera “holística”, los daños podrían ser incuantificables. Este aspecto, aunado a redirigir los esfuerzos a resultados más que a las funciones de manera aislada, pueden arrojar resultados alentadores en la industria.

La necesidad del enfoque a resultados asociados a la misión de la organización desde cualquier área o función ha requerido que en aspectos como el control y la supervisión se entretejan tramas complejas que exigen una alineación distinta, congruente y coherente con los propósitos y la dirección estratégica de la compañía.

Hoy en día, la feroz competencia en la cadena de valor, transforma modos de trabajo y maximiza los procesos apoyados en software, orillando a los OEM a cambiar su modo de operar. Es decir, los modelos de negocio han entendido la necesidad de adaptarse y cambiar, asumiendo los retos de manera “resiliente”.

De ahí que esta relativa nueva cultura crea innovadores modos de trabajo, así como un enfoque diferente de temas como el riesgo en cada punto de la cadena de suministro. El riesgo es latente en cada operación, por lo que el seguimiento continuo de las normas actualizadas aplicables en la industria convierte en oportunidad todo aquello que podría representar un problema.

El valor de las normas  

México es uno de los proveedores de autopartes más importantes a nivel mundial y su cadena de valor interesa a diversas empresas vinculadas, las cuales deben cumplir con las normas y certificaciones necesarias para un mayor aseguramiento. Nos referimos a la certificación IATF 16949.

Dicho estándar no es independiente de otros estándares como ISO 9001:2015, sino que se implementa como un suplemento de/y en conjunto con dicho estándar, como lo menciona Ricardo Contreras, instructor de BSI.

Y es que los daños potenciales del no cumplimiento de las normas en el mercado automotriz son diversos y profundos. Citamos el ejemplo de Toyota que retiró del mercado 1.7 millones de autos en América del Norte a principios de 2019, por airbags defectuosos Takata, vinculados a una veintena de muertes en todo el mundo, ello derivó en daños en la reputación de la marca y a una intensa campaña mediática negativa en los Estados Unidos.

Los cambios del sector automotriz van en aumento ante la prioridad de brindar un aseguramiento en el producto final, con una especial atención en las regulaciones involucradas, incluyendo las diversas normas que afectan el proceso; todo ello inmerso en la filosofía de la resiliencia.

Los dominios de la Resiliencia Organizacional

La resiliencia como parte inherente a todo proceso, se asimila gradualmente a la cadena de valor y de suministro, mejorando su desempeño y el valor del producto. Sin importar si la organización enfoca sus esfuerzos a la fabricación, mayoreo/menudeo o el mantenimiento y reparación automotriz, la firma BSI identifica tres dominios de importancia crítica en el logro de la Resiliencia Organizacional.

  1. Resiliencia Operativa

Genera mejoras en los productos/servicios y los procesos para satisfacer las necesidades en evolución de sus clientes, también mejora la forma en la que rige su empresa y valora a su gente.

  1. Resiliencia de la Información

Mejora la seguridad de su información y protege su infraestructura crítica de las amenazas de ciberseguridad y los riesgos de la información para que las partes interesadas puedan confiar en la seguridad de sus datos confidenciales.

  1. Resiliencia de la Cadena de Suministro

Protege la salud y seguridad de sus clientes, su reputación y sus ingresos al asegurarse de utilizar proveedores de confianza que le ayuden a llevar sus productos al mercado.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Es prioridad la resiliencia para los negocios en el ámbito global

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario