8 Claves para reactivar la economía en México

 Después del primer informe de gobierno, el actual administración anunció un crecimiento económico de 0%, Alpari International, bróker con presencia mundial y uno de los cinco corredores de Forex, estima que la economía mexicana concluirá el 2019 con un crecimiento estimado de 0,6% y que dicha cifra aumentará a 1,6% para el 2020 a través de la reactivación de la economía y brindando certeza jurídica a inversionistas, tanto nacionales como extranjeros.

“Actualmente el gobierno mexicano ha reducido sus gastos con el fin de tener un superávit; si bien la reducción de gastos puede ser positiva, para México ha sido un factor de estancamiento económico, por lo que es necesario que se generen estímulos económicos y se invierta en gasto social, infraestructura, en el sector automotriz y en el de la construcción como estrategia para alcanzar el crecimiento de 2% que el gobierno se impuso como meta”, explicó César Valencia, Analista de Mercados Financieros de Alpari International.

Entre las estrategias propuestas por Alpari International para lograr la reactivación económica del país se encuentran:

  • Política fiscal contracíclica, mayor gasto público

A pesar de que es destacable la disciplina fiscal presentada por el gobierno mexicano, Alpari considera que dentro del presupuesto económico de 2020 es necesario integrar una política fiscal contracíclica que impulse la reactivación económica.

De esta forma, la meta de superávit primario de 1% del PIB propuesta para 2019, puede ser rebajada a 0,7%, debido a que el crecimiento para este año no llegará más allá del 0,6%, y esos recursos pueden ser destinados a mayor gasto en inversión en infraestructura.

  • Creación de un Consejo Fiscal Asesor

Para generar políticas contracíclicas, es necesario crear un Consejo Fiscal Asesor (CFA) encargado de asesorar a la Secretaría de Hacienda en temas de cálculo del PIB tendencial de mediano plazo, deuda pública, diseño y ejercicio del presupuesto anual. Dicho ente debe ser independiente del ciclo político y eminentemente técnico para tomar decisiones que tengan impacto a mediano y largo plazo.

  • Inversión en infraestructura 

Por quinto año consecutivo, el gasto en inversión interna continúa a la baja, al destinarse solo 2,9% del PIB a este rubro dentro del presupuesto para 2020. De acuerdo con la experiencia de Alpari, la inversión en infraestructura física es fundamental para el crecimiento económico de cualquier país, por lo que es prioritario que este ítem se reactive en México.

Una mayor inversión en infraestructura (como construcción de carreteras, hospitales, colegios, trenes y obra pública en general), impactara en un sector muy deprimido, como es la construcción, tendrá un efecto multiplicador sobre la economía y reforzará a toda la cadena de producción, dando un importante énfasis en la creación de empleos.

  • Modificaciones tributarias

Para lograr la reactivación económica, es recomendable no aumentar, ni crear nuevos impuestos para 2020. En cambio, es posible que se reduzca el ISR a contribuyentes de menores ingresos, ya que son propensos a tener un mayor consumo, y por lo tanto, estimulan la demanda agregada y el consumo privado. Estos menores ingresos tributarios serían compensados por un mayor combate a la evasión fiscal que ha propuesto el gobierno.

  • Atracción de inversionistas

Mantener expectativas positivas para la atracción de inversión tanto pública, como privada, por lo tanto, el gobierno debe brindar certeza jurídica y evitar episodios negativos, como la cancelación de obras, por ejemplo, el aeropuerto de Texcoco; o la renegociación de los contratos de gasoductos; ya que eso daña la confianza y ahuyenta a los inversionistas.

  • Reestructuración de deuda de Pemex 

Considerar la reestructuración de la deuda de Pemex es fundamental para prevenir una baja en la calificación crediticia de México, y el aumento en el riesgo del país. Esto es posible si se levantan las restricciones a la inversión privada (contratos“farmouts”) como estrategia para reducir la carga financiera de la petrolera y así continuar con proyectos de exploración y explotación en aguas profundas pensando en un desarrollo a mediano y largo plazo.

  • Aprovechar la guerra comercial

Es posible que México obtenga beneficios del conflicto comercial entre Estados Unidos y China al cubrir el déficit de importaciones de otros países, e incrementar las exportaciones mexicanas, con lo cual también se mejoraría el mercado laboral y el consumo nacional. Para lograrlo está pendiente la aprobación del T-MEC en el senado estadounidense y en Canadá.

  • Disminución de tasas de interés

Desde el punto de vista monetario, la convergencia de la inflación de hasta 3,16% registrada en agosto de 2019, da la oportunidad para que Banxico disminuya nuevamente la tasa de interés en la reunión de septiembre y dos veces más a fin de año para fijarla 7,25%.

Con lo cual, el costo de los créditos sería más barato, y se incentivaría el financiamiento a personas y empresas, dando oportunidad de que se reactive el consumo privado y el desarrollo de nuevos proyectos empresariales, repercutiendo así en el estímulo de la economía en general.

“Es cierto que México es un país con una de las economías más grandes de la región, sin embargo, no atraviesa por un buen momento político, ya que el gobierno ha mostrado una rigidez fiscal que ahuyenta las inversiones, a pesar de lo cual en Alpari International consideramos que para el 2020 se logre una estimulación total que ayude al levantamiento de la economía” agregó Valencia.

Entre las proyecciones que tiene Alpari International para el desarrollo económico del país, se encuentran las siguientes:

Pronósticos 2019 2020
Producto Interno Bruto (PIB) 0,6% 1,6%
Inflación 3,1% 3,4%
Tasa de Interés 8% 7,25%
Tipo de cambio (Promedio) 19.20 19.60
Petróleo WTI 56.45 62.20
Petróleo Brent 61.70 68
Gas Natural 2.47 2.83

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Impulsan la cultura, liderazgo y oportunidades laborales

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario