Los beneficios que brinda el  PET

La mayoría  de  los  objetos    con    los    que uno está en contacto a diario, están hechos de plásticos en  mayor o menor  medida. Un claro  ejemplo son  los  envases  de PET que tienen numerosos beneficios  funcionales como su resistencia, seguridad, mecanismo de apertura vía tapa rosca, bajo peso, etc. 

Además, cuentan con varios beneficios como una producción con bajo consumo de energía, agua  y materias  primas, sin  aditivos   con  sospechas,  100%  reciclables  y, sobre todo, permiten entregar  al  consumidor más  producto por  un menor precio, así  como una distribución más y eficiente.  Todo esto se traduce en una huella de carbono menor a la de otros materiales.

De   acuerdo    con  el  Instituto  Nacional    de    Estadística,    Geografía    e    Informática    (INEGI,  2017),    el    73%    de    los    hogares    en    México,    se    abastece    de    agua    para   beber con  garrafones    o    botellas.    El    69%  considera que esta    presentación  es  más saludable    y  para  el  4.8%  es la única forma  de  obtener   el  recurso.

El menor  costo de producción, la facilidad  para ser transportado con una distribución eficiente, su capacidad de reciclaje, el ahorro de agua potable para lavado de    envases y su adopción  por las personas, han hecho que el  plástico se haya vuelto cotidiano en las últimas décadas.

De acuerdo  con    un    artículo    del    medio    británico    BBC,    una    botella    de    refresco    deplástico de  330    mililitros    pesa    alrededor    de    18    gramos,    mientras    que    una    botella  de    vidrio    con    igual    capacidad    puede    llegar    a    pesar    hasta    1,300%    más  (alrededor  de  250    gramos).

Transportar envases más  pesados requeriría  más  energía  y  buena parte  de ésta proviene de combustibles fósiles que  aumentarían  las  emisiones  de  dióxido de carbono  (CO2).

Fuente de Empleo

El plástico  se  ha  convertido  en    una  oportunidad  de    empleo para miles de personas, tanto para su producción, como para su recuperación y reciclaje para transformarlo a distintos productos  como envases, fibras, textiles y láminas de termoformado entre muchos otros.

Tan    solo    la    industria    nacional    de  reciclaje  PET  (uno    de    los    plásticos    más  comunes  generó  más    de  2,900    empleos    directos    y    35,000    indirectos,    de    acuerdo    con    datosde ECOCE A.C.,  Asociación Civil sin fines de lucro, creada y auspiciada por la industria de bebidas y alimentos.

Reciclaje

En    México, de    2002    a    2018,    se   evitó   la  emisión  de  casi    20    millones    de    toneladasde  CO2,    lo    que  significa    haber    plantado  523    millones    de    árboles,    el    equivalente   a1, 326    Bosque de Chapultepec.  Esto fue posible,  gracias al acopio de más de 6 millones de  toneladas de  residuos de  PET.    Es    decir, seguimos    combatiendo el cambio climático al acopiar  y  reciclar en Economía Circular en México (convertir un envase usado en otro nuevo).
Durante    el    2018,    más    de    24    millones    de    personas    en    las    32    entidades    de    la República Mexicana    participaron  en    el  acopio   y  reciclaje  de  envases   y  empaques,  con    lo que se  recuperaron  más  de    un    millón   cuatrocientos    cincuenta  y  dos    mil  toneladas de materiales,  como:

56 %          438,000  toneladas  de  envases de PET

52%        135,000  toneladas  de envases de PEAD

90%        420,000  toneladas de envases de  aluminio

10%        340,000  toneladas de  envases de  vidrio    desechable

12%        63,000  toneladas  de envases de polipropileno

6%          56,000  toneladas  de empaques flexibles  metalizados y no metalizados de PEBD y BOPP
  

La  solución está  en  nosotros.

Ejemplos    como    el    acopio    y    reciclaje    nos    hacen    recordar    que    preservar    nuestro    medio    ambiente    no    recae    en    los    envases,    ropa   u    objetos    que    usamos    todos  losdías,   es obligación   de  todos  los  actores  que  componemos   la  sociedad,  no debemos tirar residuos ni contaminar.

El  gobierno,    a    través    de    leyes    y    reglamentos,    la  sociedad    civil    con  su    voz  crítica e   ingenio,  la Industria    comprometida   que   valorice  y  reintegre  a ciclos  económicos,  y    las  personas, con  responsabilidad,  respeto  y  acciones tan sencillas    como    depositar   la    basura    en su lugar,  son  los  motores  para impedir que    nuestro medio ambiente se  llene de toda clase de deshechos.

La industria  y ECOCE,    A.C. están  dispuestos a  colaborar con cualquier sector de la sociedad en pro del medio ambiente.
Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Presentan propuestas frente a la Ley de Residuos Sólidos

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario