¿No estás listo para migrar tu ERP a la nube? No estás solo

La mayoría de las organizaciones de hoy han planeado una hoja de ruta de TI que aprovecha los recursos en la nube y los modelos de implementación. Sin embargo, eso no significa comprar todos los productos en la nube que un proveedor coloca en su hoja de ruta del producto o seguir la ruta exacta y el tiempo que el proveedor prescribe.

Muchas empresas con las que trabajamos en Rimini Street han optado por pasar de una hoja de ruta dictada por el proveedor a una hoja de ruta dirigida por el negocio diseñada en torno a sus objetivos comerciales, no a los objetivos de los proveedores de software empresarial.

Seguir una hoja de ruta orientada a los negocios significa reclamar el control sobre dónde tu organización gasta tiempo y dinero, enfocándola donde hará más para crear capacidad para la innovación y el éxito empresarial. En el contexto de la nube, una estrategia impulsada por el negocio significa mover sistemas críticos cuando sea el momento adecuado. Puedes o no estar de acuerdo con tu proveedor en que el ERP en la nube es tu destino final, pero debes tomar tus propias decisiones sobre cómo llegar allí y con qué rapidez.

Sin duda, tu organización ha migrado muchas cosas como correo electrónico, almacenamiento de datos o incluso escritorios virtualizados a la nube. Sin embargo, si has invertido mucho en tu solución ERP existente, la decisión de mover o migrar un sistema tan crítico requiere una evaluación y planificación mucho más cuidadosas.

Podemos detallar tres razones principales para tomar cuidado al planificar una migración hacia la nube:

– Riesgo: los proveedores a menudo prometen una transición sin problemas a la nube, pero si has realizado personalizaciones de misión crítica para tu software ERP, tu migración a la nube podría ser difícil.

– Costo: migrar tu ERP a la nube o software como servicio (SaaS) significa entregar el mantenimiento a tu proveedor de ERP, y esto a menudo incluye muchos costos ocultos. Como señalan diferentes estudios recientes, los proveedores piensan que la escala y los precios solo funcionan de manera ascendente.

– Limitaciones de soporte de proveedores: los proveedores de ERP son excelentes para suministrar software, pero mucho menos eficaces cuando se trata de proporcionar un servicio de alta calidad adaptado a las necesidades individuales de tu organización.

Una de las cosas más importantes que debes comprender es que hay muchas formas de utilizar los recursos de la nube para mejorar el rendimiento y la funcionalidad de tu ERP. Por ejemplo, si decides mudarte a un SaaS, ERP no tiene sentido, tal vez porque faltan características importantes, puedes volver a implementar tus aplicaciones ERP existentes en el alojamiento en la nube (infraestructura como servicio o IaaS).

Muchos de nuestros clientes ya están trabajando con AWS, Azure y otros servicios de infraestructura en la nube para alojar sus ERP en la nube, y estamos consultando con muchos más para ayudarlos a evaluar sus opciones.

Ejecutar tu ERP en IaaS puede tener mucho sentido. Si configuras tu implementación en la nube correctamente (que es algo con lo que podemos ayudar), puedes aprovechar los centros de datos distribuidos geográficamente del proveedor de la nube para ofrecer un mejor rendimiento para las oficinas globales, además de alta disponibilidad y recuperación ante desastres. Al mismo tiempo, puedes comenzar a aprovechar las tecnologías avanzadas de análisis y aprendizaje automático disponibles en los principales proveedores de la nube.

Decidir que no es el momento adecuado para mover tu ERP a la nube es una decisión igualmente válida. Tal vez necesites esperar a que la tecnología ERP en la nube madure u ofrecer un mejor soporte para tu industria. Quizás no quieres confiar la seguridad de ERP a un proveedor de la nube o enfrentar problemas de cumplimiento normativo que podrían ser difíciles o imposibles de cumplir en la nube.

Incluso si tu ERP permanece en tu centro de datos (o en un alojamiento más tradicional), puedes extenderlo a través de la integración con aplicaciones innovadoras en la nube.

Si bien las organizaciones que alojan tu ERP en la nube tienen algunas ventajas cuando se trata de integrarse con otros servicios en la nube, en el futuro previsible la arquitectura de TI dominante será un híbrido. Las tecnologías y estrategias para cerrar la brecha entre los servicios locales y en la nube están evolucionando rápidamente. Observamos que muchas grandes empresas mueven aplicaciones ERP seleccionadas o los ERP de subsidiarias a la nube y mantienen otras aplicaciones ERP en sus propios centros de datos.

Al final, puede ser cierto que todos los caminos conducen a la nube, pero cómo llegar allí es importante. Ya sea que tomes la vía rápida, un camino más lento o la próxima salida de la hoja de ruta de tu proveedor de ERP hacia la nube, tu viaje será único. Rimini Street puede ayudarte a maximizar tu inversión en tu solución ERP mientras haces que tu ruta a la nube sea más fluida.

Eric Helmer, Vicepresidente global de Servicios Estratégicos de Rimini Street

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS ¿Cuál es tu plan para sobrevivir a la crisis de talento de ERP?

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario