Amplían presencia global con una nueva oficina en Guadalajara

Según el informe de MWCapital 2019, Barcelona se posiciona entre los principales hubs tecnológicos de Europa, después de Madrid, lo cual sitúa a España como un ecosistema descentralizado al contar con dos áreas importantes de innovación.

El reporte indica que Barcelona sigue siendo una de los ciudades más importantes en el ecosistema tecnológico del viejo continente, clasificando como el tercer mejor centro tecnológico europeo este año, respaldado por el número de startups en la ciudad (1,197 en 2018), que ha aumentado un 11% desde el año pasado (1,073 en 2017).

Wizeline, compañía tecnológica nacida en Silicon Valley y con presencia en Asia y América, anunció la apertura de oficinas en Barcelona, reforzando su misión de incentivar el talento sin fronteras y servir mejor a sus clientes en Europa.

Si bien internacionalizar una compañía es difícil, Bismarck Lepe, CEO de Wizeline, siempre ha mantenido la visión de que el desarrollo de software logra unir naciones con el objetivo claro de mejorar la calidad de vida de las próximas generaciones a partir de la innovación.

Uno de los factores decisivos no sólo para Wizeline sino para cualquier empresario que esté decidiendo en qué país europeo operar, es que, según el MWCapital 2019, España tuvo el crecimiento en inversiones más grande de Europa (+90% YoY).

El reporte señala que ha habido un crecimiento de más del 90% en las inversiones en Barcelona de 2017 a 2018, lo cual se refleja en los más de 10 millones de euros recaudados en rondas de inversión por 29 startups en España, de las cuales 12 tienen sede en Barcelona.

Escalar hacia una cultura global fue uno de los objetivos que se propuso Wizeline para este año y al abrir sus nuevas oficinas en el Distrito La Perla, Guadalajara, México, no dudó en añadir espacios inclusivos, como una sala para prácticas religiosas adaptable a cada cultura.

Giuliana Lucchesi, Program Manager en Wizeline, menciona que: “la clave para mantener una cultura empresarial unificada, las empresas debe asegurarse de que los miembros en todos los países se sientan parte de un equipo con un sentido de unidad, “cada oficina inevitablemente tendrá diferentes características y entornos, pero el tejido de la cultura de la empresa debe permanecer consistente”.

La elección de Wizeline de iniciar operaciones en el continente europeo se basó en la multiculturalidad de su talento y en las oportunidades de negocio que Barcelona representa. En cuestiones de crecimiento profesional, esta zona ocupa el segundo lugar en una lista de las 30 mejores ciudades europeas pues el número de profesionales desarrolladores en 2018 fue de 72,500 en total.

En la búsqueda constante de crear centros tecnológicos alternos al ya conocido Silicon Valley, y crecer el talento global, Wizeline expande sus actividades a Barcelona, ciudad que se suma a la lista de oficinas en México (Ciudad de México, Guadalajara y Querétaro), Vietnam (Ho Chi Minh), Tailandia (Bangkok), Australia (Sydney) y Estados Unidos (San Francisco y Nueva York).

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS El futuro del trabajo necesita de tecnologías que trabajen al 100% para nosotros

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario