El ABC del marketing según MINISO

Desde lanzar un producto, dar a conocer una marca, reforzar la imagen corporativa, fidelizar clientes, incrementar el mercado, aumentar las ventas, expandir el territorio de manera local o internacional hasta posicionar un servicio, pueden ser solo algunos de los objetivos que se trazan al realizar una campaña de marketing.

Sin embargo, para obtener los resultados deseados, es necesario realizar una serie de pasos bien atados y compenetrados entre todos los departamentos involucrados. En este contexto, César Medina, Director de Marketing de MINISO México y Latam, nos comparte el ABC del marketing para lograrlo.

Awarness

Con esto, se debe buscar que el consumidor (activo o potencial), pueda identificar, asociar y recordar nuestra marca o varios aspectos de la misma, o, en otras palabras se conviertan en “top of mind”. Esto  se puede lograr de la siguiente manera:

  1. Utilizar la misma identidad en tu discurso y aspecto visual: se debe haber coherencia entre cómo se ve la marca y cómo habla con lo que se ofrece.
  2. Posicionarse con una marca que no se posiciona, simplemente se olvida y se pierde. Es muy importante ocupar y posicionarte en distintos canales de comunicación, si uno no tiene presupuesto para hacer una campaña 360º, busca estar en los espacios digitales y tener presencia en canales donde el público se encuentra.
  3. Contenido: Cuanto mejor contenido uno realice, y más personas influyentes y relevantes tengan un vínculo estrecho con la marca, el posicionamiento y los productos, más brand awareness vas a generar.
  4. Creer en la marca y seguir los instintos: no tener miedo de cambiar, adaptar, o incluso empezar de nuevo. Sin importar si uno es emprendedor o el Director de una empresa trasnacional, se debe de “Pensar en grande o ir a casa”, no tener miedo a la creatividad y a seguir los instintos; el temor y la inseguridad son los peores amigos del éxito.

 Branding 

Si la marca carece de estructura, o quizás no refleja realmente quién uno es y qué uno hace, entonces se habla de branding. En primer lugar, uno debe aclar que la marca no es un producto, un logotipo, un sitio web o un nombre. De hecho, es mucho más que eso; es algo intangible, es “eso” que mantiene fiel como consumidor ante un producto. Para lograrlo se debe:

  1. Enfocar los objetivos: Cada marca hace una promesa, pero en un mercado en el que hay demasiada información, la confianza de los consumidores es baja y las limitaciones presupuestarias son altas, distinguirse de las demás marcas no basta solo con hacer una promesa sino tener un objetivo definido. Por ejemplo, el compromiso de MINISO es ofrecer diseño, calidad, variedad e innovación de productos con costos accesibles.
  2. Ser constante: La clave para lograr la consistencia es evitar hablar de temas que no se relacionan con la marca ni la mejoran. Si uno quiere establecer una comunicación e imagen sólida se importante asegurar de que todos los mensajes sean coherentes, incluso con el equipo laboral.
  3. Lealtad: Si ya hay un público que elige la empresa y la marca, hay que hacer una recompensa. A veces, un agradecimiento es todo lo que se necesita. Otras veces, hay que ir más allá. Hay que escribir una carta personalizada o enviar un regalo especial. Pide de favor una valoración y destaca su contribución en tu sitio web.

Conectivity 

Se basa en crear cierta fidelidad y motivación para que los usuarios prescriban, defiendan y se sientan parte de la marca, y de esta manera mejoren su lealtad hacia la misma y se consigan nuevos clientes gracias al poder de convicción que generan las recomendaciones de los mismos sobre la marca.

  1. Escucharlos y analizar lo que dicen: Recordarles que ellos son lo más importante. Antes las empresas salían y realizaban encuestas para saber lo que la gente quiere o piensa acerca de un servicio, producto o demás. Hoy, se cuenta con la información a la mano, si, en redes sociales, podemos leer qué están pensando en este preciso momento de nuestra marca, de la competencia, de la industria, de un producto en específico y demás. Analizar esta DATA e inspírate para entenderlos, hablarles y ofrecerles lo que buscan.
  2. Emocional o racional: Una vez que se analice lo que uno va a decir, es momento de decidir si la marca será emocional o racional. Si es por el lado emocional, uno debe conseguir darles a los clientes la oportunidad de sentir que son parte de un grupo y de conectar con ellos. Si uno opta por un lado racional, demostrar el por qué deben confiar en uno, habla de la experiencia y explica cuál es el valor agregado.
  3. Servicio al cliente: Desde que busca, consume y “deshecha” el producto, uno debe estar ahí, ya que sin duda, un servicio de atención al cliente bien gestionado es la clave para mantener el compromiso de los clientes con la marca.

No olvidar que lo más importante al momento de trazar una estrategia es la planificación, se podrá tener una excelente idea, pero si en la ejecución hay fallas, se podrá impactar de manera negativa, por ello, piensa en todos los canales de comunicación y hay que descuidar. Realizar un mapa en donde se bajen todas las ideas, acciones y pasos a seguir para lograrlo.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS 7 consejos para impulsar la productividad de los empleados

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario