El 2020 representa aumentar la rentabilidad de las MiPymes

A pesar que las perspectivas económicas para 2020 enfrentan retos significativos, datos oficiales registran que el sector terciario o de servicios, en donde se ubican alrededor del 87% de las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) a nivel nacional, ha presentado un comportamiento estable desde finales del tercer trimestre de 2019, de acuerdo con el Banco de México (Banxico).

En este contexto, el comienzo de otro año invita a las MiPymes a establecer acciones que les permitan incrementar su productividad y rentabilidad durante este nuevo ciclo. Esto con la finalidad de hacer crecer sus negocios en el futuro y superar el promedio de 7.8 años de vida de este tipo de compañías, según indicadores del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Para ayudarlas en este objetivo, Aspel, empresa desarrolladora de software para la automatización y control administrativo, comparte 5 grandes propósitos en los que deben enfocarse en 2020 para aumentar su competitividad y supervivencia.

  1. Generar y aprovechar la información financiera de calidad

Utilizar indicadores financieros que te den claridad sobre la liquidez, endeudamiento, rentabilidad, productividad, crecimiento y actividad de tu negocio, de esta manera sabrás cómo orientar apropiadamente los recursos.

Es importante fijar como meta ahorrar para invertir; piensa en los retos que enfrentarás este año y crea partidas para cumplir tus objetivos; analiza qué gastos son imprescindibles para tu empresa y cuáles no para que puedas hacer un fondo para imprevistos, y, sobre todo, registra cada uno de tus ingresos y egresos.

  1. Innovar

Revisar los procesos, productos o servicios, identifica las principales áreas de mejora y ponte como propósito buscar soluciones innovadoras, no temas tomar riesgos; de esta manera, te mantendrás a la vanguardia en el mercado. Recuerda que pequeños cambios en tu estrategia de comercialización, recursos humanos y promoción, por ejemplo, pueden hacer la diferencia en el rumbo de tu negocio y darle el empuje que necesita.

  1. Incorporar tecnología.

De acuerdo con Aspel, el uso de herramientas tecnológicas ayuda a reducir los gastos operativos hasta en un 20%, ya que facilitan a los empresarios controlar, simplificar y automatizar sus procesos administrativos, con lo que emplean mejor sus tiempos y recursos, minimizan errores de cálculo, evitan contingencias económicas y así logran tener un mayor enfoque en el negocio y en el desarrollo de estrategias de crecimiento.

Otra de sus ventajas es que ayudan a llevar una relación sana con el fisco, pues tu compañía siempre estará actualizada y cumplirá con los requerimientos vigentes de contabilidad, facturación y nómina, como los nuevos lineamientos para los recibos de nómina digitales sobre los ajustes del ISR y subsidio para el empleo que entrarán en vigor el próximo primero de febrero de 2020.

  1. Impulsar una mejor cultura organizacional

Fomentar el bienestar de los empleados, buscar la mejora continua en el desempeño del negocio y procurar la armonía del equipo de trabajo, se reflejará en la satisfacción del cliente. Para lograr lo anterior, las compañías deben elegir líderes que potencialicen y faciliten los procesos de cambio organizacional, medir periódicamente el grado de adaptación del personal a la misión y visión, acoplarse a las modificaciones y lograr una reintegración de los colaboradores; para ello, es indispensable analizar cuáles son las competencias que les falta por desarrollar y por medio de un coaching brindarles opciones para el fortalecimiento de estas.

  1. Implementar el marketing digital

El internet ha revolucionado la manera en que una empresa es buscada y cómo se comunica con sus consumidores, los cuales ahora tienen nuevas necesidades y exigencias. Por esta razón, es fundamental plantear una estrategia de marketing digital, con la que tendrás oportunidad de diferenciar a tu negocio del resto, encontrar a tu público objetivo, captar nuevos clientes, retenerlos, fidelizarlos e interactuar con ellos por medio de diferentes canales como una página web, dispositivos móviles o las redes sociales.

Gilberto Sánchez, Director General de Aspel, comenta: “El entorno económico empresarial para este año pondrá a prueba a las Pymes mexicanas, ya que las impulsará a generar ventajas competitivas que les permitan consolidarse en el mercado; y para ello, la adopción de tecnología es un factor determinante. Aunado a ello, en esta nueva década, las organizaciones deberán propiciar la capacitación, innovación y colaboración de sus equipos internos para aumentar la eficiencia laboral, lo que se traduce en relaciones más efectivas con clientes y proveedores”.

Por su parte, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) indica que el sector de servicios registró un crecimiento positivo y moderado durante 2019, impulsado principalmente por el comercio al por menor.

Este sector es el más grande en términos relativos al representar casi dos tercios del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, por lo que es imprescindible la implementación de estrategias de mejora a corto plazo para que las compañías permanezcan vigentes en el actual panorama de negocios tan competitivo.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS PyMEs cierran por falta de control administrativo: Aspel

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario