Un líder actualizado incrementa la productividad en su empresa

El liderazgo en las empresas es uno de los principales factores de éxito o fracaso en las empresas, ya que permea en toda la cultura de las organizaciones y puede producir ambientes laborales altamente eficientes y colaborativos, o tan tóxicos que puedan llevar el negocio a puntos de alto riesgo financiero como consecuencia del estrés y la falta de productividad generalizada.

Sergio Almaguer, CEO y Co-Fundador de Yaydoo, indica que: “los líderes actuales en las empresas deben ser los principales promotores de un ambiente colaborativo que proporcione a todos los miembros de la organización un sentido de pertenencia. Esto siempre se traduce en un incremento en la productividad en general ya que los colaboradores comparten la misión y los objetivos de la compañía”.

La cultura organizacional a nivel global está en constante transformación y nuestro país no es la excepción. Con la reciente entrada en vigor de los cambios a la NOM-035-STPS-2018, donde las empresas deberán identificar y analizar factores de riesgo psicosocial relacionados directamente con la salud de los colaboradores, hoy más que nunca los líderes deben estar al pendiente de las necesidades y bienestar de todos los miembros de la organización.

Además de contar con las habilidades mínimas necesarias para ser un líder, como la disciplina, la visión, capacidad de organización, facilidad para comunicar, entusiasmo, alto nivel de negociación y resolución de problemas, creatividad, honestidad, y muchas otras más, el CEO de hoy y del futuro debe ser empático y tener la capacidad de ayudar a resolver todos los problemas que enfrente cualquier individuo dentro de la organización, y permear esta cultura en sus más allegados para que actúen de la misma manera con sus subordinados.

En un ambiente laboral productivo, además de una cultura de empatía, respeto, y resolución de problemas; donde cada miembro del equipo sabe bien cuál es su papel dentro de la misión general de la compañía, existen las herramientas adecuadas para hacer toda la cadena productiva mucho más eficiente. Un líder debe tener este hecho muy claro, pues contribuir con el ahorro de tiempo y esfuerzo de todos en la compañía, siempre traerá beneficios que al largo plazo se traducirán en éxito.

Uno de los procesos más complejos de las compañías, por ejemplo, es el flujo de compras o adquisiciones. Los departamentos de finanzas tienen que solicitar aprobaciones de presupuestos por escrito a la dirección, para la compra de insumos y artículos de oficina, equipos de cómputo, materiales, cafetería, solo por mencionar algunos para el correcto funcionamiento de cualquier oficina.

Cuando el encargado de finanzas y su equipo están más ocupados con este tema que con la contabilidad y los flujos de ventas, el riesgo de la compañía, de empezar a perder dinero, se eleva considerablemente. Por esta razón, un sistema de automatización dentro del flujo de compras es fundamental para desahogar la carga del área de finanzas y dejarlos que utilicen su experiencia y conocimiento en diseñar estrategias efectivas de ventas, obtención de fondos de inversión, por ejemplo, en lugar de estar recogiendo y cuadrando solicitudes y facturas.

Un verdadero líder comprende hasta este tipo de situaciones y pone en marcha las implementaciones necesarias para proporcionar a sus colaboradores un genuino ambiente de productividad empresarial.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Lo que cuesta a una líder arriesgarse

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario