7 elementos para mover tus mercancías desde cualquier lugar del mundo

La logística y la cadena de suministro son unos de los factores más complejos -a veces hasta indescifrables para las empresas que necesitan importar o exportar mercancías con tareas innumerables: desde investigar y planear la mejor ruta, gestionar costos y tiempos de tránsito  hasta negociar contratos con transportistas.

Todo sin contar con los usuales retrasos, requisitos adicionales y hasta condiciones climáticas de la ruta que tu mercancía debe seguir y además los trámites administrativos, cumplimiento de requisitos y regulaciones, y muchas horas de incertidumbre cuando no sabemos exactamente dónde está el envío.

Por este motivo Nowports, el agente de carga digital en América Latina, menciona cómo puedes hacer para trasladar tus mercancías sin sufrir en el intento:

1.- Cumplir con los requisitos para importar o exportar

Trasladar mercancías desde y hacia otro país se debe cumplir con algunos requisitos. Estar inscrito en el Registro Federal de Contribuyentes, contar con tu firma electrónica avanzada. Además, necesitas estar al corriente de tu situación fiscal, inscribirte al padrón de importadores/exportadores y cumplir con el pago de contribuciones y aprovechamientos aplicables, entre otros. Es importante tener todo en orden para arrancar con el proceso mercantil.

2.- Conseguir el mejor trato

Si estás importando mercancías, asegúrate de tener el mejor trato. Alfonso de los Ríos, CEO de Nowports aconseja que antes de llegar a un acuerdo: “establezcas por escrito el monto de la transacción, en qué divisa será y cuáles son los deducibles aplicables”, además, “es importante considerar que existen instrumentos de pago internacional como cartas de crédito, letras avaladas, garantías, entre otras, las cuales te puedan dar mayor seguridad en una transacción”.

3.- Elegir el medio de transporte

Este paso dependerá del lugar origen y destino de las mercancías, así como del presupuesto y tiempo que tienes para trasladarlas. Si lo haces por mar podría tardar entre 1 y 3 meses, mientras que si lo haces por aire, podría llegar en un lapso de entre 1 y 3 días.

4.- Planear con suficiente anticipación el inventario y proyecciones

¿Alguna vez has vendido algo que no tienes? Este es un error que pueden cometer las empresas que no realizan la correcta prospección de ventas o que no cuentan con el inventario suficiente debido a retrasos en la cadena de suministro.

En este sentido, lo más recomendable es contar con una herramienta que además de ayudar a tener una planeación más detallada, permita generar datos y prospecciones sobre los tiempos estimados, retrasos y mejores rutas para el envío de cargamentos. Estas herramientas utilizan Big Data para la obtención de inteligencia de negocios.

5.- Investiga si requiere documentación adicional

En ocasiones, los lugares de destino de las mercancías requieren permisos adicionales para entrar a dicho mercado. Por ejemplo, en México el Servicio de Administración Tributaria (SAT) requiere que las empresas que introduzcan o extraigan mercancías del territorio nacional transmitan un documento electrónico con información referente a sus mercancías, incluyendo una firma electrónica avanzada, sello digital y un código de barras. Este tipo de medidas y documentos cambian de acuerdo a cada país y mercado.

Ya sea que pase por un tema sanitario, de seguridad o legal, es importante conocer con anticipación cuáles son los requisitos aduanales, de lo contrario, tus productos pueden quedarse “atorados” o generando costos adicionales que afecten directamente al negocio.

6.- Asegurar tu mercancía

Nadie está exento de eventualidades. Ya sea por factores climáticos, logísticos y hasta fortuitos, la mercancía puede sufrir algún daño o desperfecto al momento de trasladarse a su destino. Si estás pensando en adquirir un seguro para exportar, puedes explorar tres opciones: seguro de crédito a la exportación (protege tu empresa contra los impagos); seguro de mercancías (cubre riesgo de daño, pérdida o demora); y seguro de cambio de divisas (controla la evolución de las diferentes divisas para cuidar la volatilidad de los mercados financieros).

7.- Olvidar todos los anteriores…

Si estás pensando en hacer un traslado de productos o mercancías hacia o desde otro lugar del país, lo mejor es que contrates un agente de carga, el cual además de eliminar los pasos anteriores, te da visibilidad en tiempo real de tus mercancías para que no sufras en el intento.

Un ejemplo de este tipo de servicios es Nowports, un agente de carga que además de ofrecer servicios de exportación e importación digitales, completos y confiables a cualquier parte del mundo, te permite tener notificaciones del estado de tus embarques y hasta obtener información predictiva sobre fechas y rutas más convenientes.

Sin duda harás mucho más sencillo tu proceso logístico si cuentas con los aliados indicados.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Pretenden transformar la cadena de suministro

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario