Ante el covid-19, compra en tiendas de barrio para generar economía

La estrategia de no propagación eventualmente nos exigirá pasar a Fase 3: Aislamiento social obligado, ante tal circunstancia la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) asegura que, las Tiendas de Barrio son la opción más segura para realizar las compras.

Dado lo anterior, llegaremos a observar las medidas que marca el protocolo de la Fase 3, que esencialmente tiene que ver con un aislamiento social obligado para lograr contrarrestar los efectos de la pandemia. Ante esto, la no exposición social resulta ser la defensa más efectiva contra esta amenaza sanitaria. En estas circunstancias, es obvio que las Tiendas de Barrio, también conocidas como las “tienditas de la esquina” son la opción más segura para realizar las compras de los alimentos necesarios para sobrellevar el día a día.

El combate al coronavirus nos demanda que seamos corresponsables, por lo que debemos atender al pie de la letra las recomendaciones que se nos hagan para evitar su propagación, pérdidas humanas y, sobretodo, para que logremos salir lo más pronto posible de esta emergencia sanitaria.

Son la opción más segura por:

  • Cercanía. – Son el canal de abasto de máxima cercanía al consumidor al situarse al interior de las colonias, barriadas, suburbios, cabeceras municipales y rurales. A unos cuantos pasos de tu casa encontrarás uno de estos puntos de venta, dispuestos a abastecerte de comestibles y lo se requieras. Además de cercanos, su operación comercial es 1 a 1, evitando aglomeraciones, por lo que te garantizan el distanciamiento social requerido.
  • Abasto Nacional. – El canal de abasto del pequeño comercio es una verdadera “Diáspora” *, ya que se encuentran ubicados a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, circunstancia que les permite fortalecer el abasto nacional de comestibles a la población en esta contingencia y siempre.
  • Comunidad Segura. – Este tipo de negocios son conocidos y reconocidos por la comunidad, por lo que generan confianza y respeto en su operación, son negocios comunitarios.
  • Economía Local. – La factura del Covid-19 nos llegará y su costo será muy elevado, por lo que priorizar el consumo en el canal tradicional no es otra cosa que apoyar la economía de las comunidades, que haya circulante y que el dinero se mueva en casa.
  • Crédito Social. – Las Tiendas de Barrio siempre han apoyado el consumo de sus comunidades. Su compromiso ético de servicio es mayor por ser y formar parte de ellas, de ahí que cuando un cliente de estas tiendas necesita que se le preste un envase, una bolsa o incluso no trae dinero suficiente, se sigue utilizando el cartón o la libreta donde se apuntan los adeudos y se confía en su pago; en los hechos, otorgan créditos y fungen como banca social, con muy baja morosidad.
  • Menor Exposición, Menor Propagación. – Las Tiendas del Barrio son la opción más segura por todas estas razones. Históricamente siempre han acompañado a las comunidades ante todo tipo de emergencias y contingencias, a lo largo del tiempo, han sobrevivido huracanes, sismos, sequías, crisis económicas y nunca le han dado la espalda a su gente; la actual coyuntura no será la excepción. La Tienda del Barrio llegará puntual a su cita con la historia, a cumplir su rol, abrirá sus puertas y abastecerá a su gente en las mejores condiciones y con la mejor actitud, ya que los pequeños comerciantes sabemos que todos vamos en el mismo barco y estamos seguros juntos saldremos adelante de esta crisis sanitaria.

#ANTEELCOVID-19LASTIENDASDELBARRIOLAOPCIÓNMÁSSEGURA

#CONSUMELOCAL

*Tejido social disperso a lo largo de un territorio.

Redacción

Deja un comentario