5 Consejos para usar tu tarjeta de crédito ante la crisis del COVID-19

Ante la contingencia por el coronavirus, muchas personas se están viendo afectadas en sus ingresos. Por ello,  la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) dio a conocer las medidas de apoyo que las instituciones bancarias aplicarán a clientes  entre las que incluyen la suspensión de pagos de créditos o diferimiento parcial hasta por 4 meses, con posibilidad de extenderlo a 2 meses más.

El  comunicado de la CNBV indica que los saldos podrán ser congelados con o sin cargo de intereses. Los tipos de créditos que aplican para este apoyo son:

  • Vivienda con garantía hipotecaria
  • Revolventes y no revolventes de personas físicas, es decir: crédito automotriz, personales de nómina, tarjeta de crédito y microcréditos
  • Créditos comerciales de personas morales o personas físicas con actividad empresarial
  • Un detalle importante es que para acceder a estos beneficios los créditos deben estar vigentes y al corriente de pago a hasta el 28 de febrero de 2020

Luis Madrigal, director de Coru.com, aseveró: “Estas medidas de apoyo no son nuevas, se aplican en casos de catástrofes nacionales y son una muestra de que la banca tiene solidez para ayudar a sus clientes. No obstante, hay que tener en cuenta que se trata de una medida de alivio o un periodo de gracia temporal, y que tarde o temprano es dinero que deberemos.”

“En particular, con las tarjetas de crédito podemos tener un estricto control para usarlas a nuestro favor en este tiempo crítico, ya que incluso podrían ser de utilidad, por ejemplo, para hacer compras importantes en línea o bien como garantía que piden algunos hospitales al ingresar un paciente”, agregó Madrigal.

Si estás considerando usar tus plásticos en esta temporada de contingencia, la comparadora de servicios financieros Coru.com te comparte las siguientes recomendaciones:

  1. Revisar qué tarjetas tienes y de qué manera pueden ser útiles en la contingencia del Covid-19

Lo primero que tienes que hacer es revisar cuántos plásticos tienes y cuántos realmente vale la pena conservar.

Recuerda que estas tarjetas son instrumentos de pago que te permiten comprar ahora y pagar después, con ciertas ventajas como transacciones en línea y algunos descuentos, según el banco que la emite o si pertenecen a redes de pago como Visa o MasterCard.

La tarjeta de crédito en esta contingencia puede ser de gran utilidad para agilizar tus compras vitales en internet así como tener un respaldo financiero en caso de emergencias hospitalarias.

Si no estás seguro de tener la mejor tarjeta de crédito, visita la plataforma de Coru.com, que durante este tiempo de confinamiento dará atención a todos los usuarios con dudas sobre el mejor producto financiero a tener en México.

  1. Conoce tu capacidad de endeudamiento

Una línea de crédito no es dinero extra, es un monto que hay que pagar tarde o temprano. Por lo tanto, debes conocer el límite que puedes pagar mes con mes. Los expertos recomiendan no destinar más del 20% o 30% de tus ingresos totales.

Si tienes un ingreso de 10 mil pesos, tus pagos mensuales no deberían ser superiores a 2 o 3 mil pesos. De esta manera, no vas a comprometer el presupuesto para tus gastos cotidianos como comida, renta, servicios (agua, gas, electricidad, etc.), entre otros. Otra recomendación que puede ayudarte a definir el monto límite de tus deudas y a tener un buen historial de crédito es no ocupar más del 50% de tu línea de crédito.

  1. Consulta la tasa de interés de tu tarjeta

 Es decir, pregunta cuál es el costo de tu crédito. Esto significa que dependiendo de la tasa de interés aumentará tu monto a pagar. Si crees que en algún momento no podrás liquidar la deuda de tu tarjeta, busca una tarjeta que ofrezca una tasa de interés baja.

  1. Planifica tus compras a meses sin intereses

Después de conocer tu capacidad de pago y ser precavido con la tasa de interés, la clave para no endeudarte es planificar cada compra que vayas a realizar con tarjeta. Trata de usar los meses sin intereses solo para cosas urgentes o que sean duraderas después de pagarlas.

  1. Usa tarjeta después de la fecha de corte

 Si usas tu tarjeta de crédito después de la fecha de corte, tendrás alrededor de 50 días para pagar. La fecha de corte es la suma que hace el banco de todo los gastos que hiciste en el mes, para asignarte una fecha de pago. Así, puedes aprovechar todo ese tiempo para ahorrar y pagar a tiempo.

Las tarjetas de crédito te ayudan a pagar poco a poco los gastos más grandes. Las principales claves para un buen uso del plástico son conocer tu capacidad de endeudamiento, planificar tus compras y pagar tus deudas en el tiempo que termine el periodo de gracia.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS ¿Cómo vienen los impuestos en 2020?

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario