ANPEC difiere del Gobierno Federal con respecto al apoyo a las PyMEs

Ante el anuncio del Gobierno Federal de otorgar 2 millones de microcréditos a la palabra (25 mil pesos, interés de 6.47%, 3 meses de gracia y tres años para pagar) a partir del 4 de mayo en apoyo a la reactivación de los pequeños y medianos comercios del país, que a todas luces resulta ser un desatino pretender beneficiar de igual manera a la formalidad que a la informalidad con estos créditos, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

La ANPEP le hace llegar su contrapropuesta al respecto de los créditos en apoyo a las PYMES para contrarrestar la crisis provocada por la pandemia.

Contrapropone:

  1. Fondo permanente y revolvente.

El presupuesto de 20 mil millones de dólares que el gobierno federal se propone destinar en apoyo a la reactivación de los pequeños y medianos comercios del país, ANPEC contrapropone conformar este presupuesto en un fondo permanente y revolvente que ofrezca líneas de crédito reutilizables en la medida en que sean pagados por el beneficiario, esto tendría mayor impacto.

La condición revolvente de este crédito garantizaría más su retorno, ya que hay conciencia de que en la actualidad no hay instituciones ni personas que presten dinero a tasa 0%. Esto, al final del día, logrará que el dinero dé vuelta.

  1. Desigualdad

Dar trato igual a lo desigual. No se debe dar un trato igual a la formalidad que a la informalidad, son dos realidades comerciales diferentes y yuxtapuestas. Sin lugar a dudas, a ambos grupos habrá que apoyarles en esta emergencia, pero de manera diferenciada, ya que dar un trato igual a lo desigual es promover la desigualdad. A los formales, proponemos se les otorgue 25 mil pesos sin pago de interés, otorgándoselos como una línea de crédito revolvente en apoyo a su negocio; en cambio, a los trabajadores informales se les debe apoyar con vales de alimentos (canjeables en el pequeño comercio), a fin de garantizar que puedan llevar el sustento a sus familias durante la emergencia.

  1. Equidad y transparencia

En la implementación de este programa emergente de apoyo crediticio se puede esconder la cola del diablo, ya que serán muchos más los solicitantes que los créditos ofrecidos y si la asignación no se realiza de manera aleatoria y transparente y se dan los vicios ocultos de siempre de favoritismos, opacidad, discrecionalidad o corrupción, se terminará por pervertir las buenas intenciones de esta iniciativa para convertirla en una arena de reclamos y descalificaciones políticas, no debemos hacer cosas buenas que terminen siendo malas. La prelación del millón y medio de microcréditos a los negocios formalmente establecidos debe darse a partir del padrón del IMSS y la prelación del medio millón de microcréditos para alimentos que se entregará a los trabajadores de la informalidad, a partir del padrón de la Secretaria del Bienestar. Cada quien en su cada cual.

  1. Consumo sustentable y necesario

Una de las lecciones de la pandemia es que habremos de migrar a una cultura de consumo sustentable y necesario que responda a un estilo de vida sobrio.

“El saldo de la pandemia será elevadísimo, el mundo enfrentará una recesión económica que nunca antes ha vivido. México no será la excepción, no tan solo no creceremos ni estaremos en estancamiento, sino que iremos al decrecimiento. Esta situación cambiará nuestras vidas, impactará a las futuras generaciones, por lo que la responsabilidad histórica de todo esto es mayúscula; inaplazable resulta dar por terminadas las discusiones baladíes y bizantinas que nos consumen y dividen sin ningún beneficio. Hacemos un llamado a construir un amplio consenso nacional que nos permita remar en una sola dirección en este rio revuelto para tener oportunidad de llegar a buen puerto por el bien de todos”, concluyó Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS  Recomendaciones para seguir en la “chamba”

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario