Comparten recomendaciones ante una quiebra a la vista

Esta semana el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) acordó un apoyo del BID Invest para lanzar un programa  de créditos por 290 mil millones de pesos dirigidos a 30 mil micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes),  que se entregarán a los proveedores de empresas miembro del CMN, negocios que estén en la cadena de valor  y tengan inversiones mexicanas, entre otros requerimientos.

“Las MiPyMEs son una parte vital de la economía nacional. Después de un trimestre trabajando en condiciones  más adversas de lo normal, la desaparición de muchas de ellas será una consecuencia lógica, pese a las medidas  para su protección, pocos podrían resistir el descalabro financiero del negocio” advierte Sebastián Medrano, director de ​Coru.com  En el país existen 4.1 millones de micro, pequeñas y medianas empresas, esto según datos de la ENAPROCE2018.

¿Qué hacer si tu PyME está riesgo de quiebra? “Hay muchas razones para ver de cerca una quiebra, pero más ante una situación como la actual. Si eres la falta  de clientes de las últimas semanas te hace ver en riesgo la supervivencia de tu negocio está, hay dos opciones:   darte por vencido o hacer un plan emergente. Nada garantiza que la actual crisis vaya a aminorar, así que es  momento de tomar decisiones y si es viable, buscar alternativas para evitar el cierre total o permanente del  negocio”, señala Medrano.

“Considerar los peores resultados no es una recomendación muy frecuente pero hay situaciones que lo  ameritan. Si te preparas para lo peor será más fácil sortear las adversidades”, añade.  A fin de ayudar a las personas que están en riesgo de cerrar sus pequeñas y medianas empresas a trazar un plan  de acción, la plataforma de servicios financieros ​Coru.com​ emite los siguientes consejos: 

  1. Establecer prioridades. Una tendencia desde hace algunos años es buscar todas las formas de ingreso posibles en el mismo negocio. Ahora es momento de todo lo contrario. Ofrecer productos y servicios extra en este momento representa más una carga de gastos innecesarios que un beneficio. ¿Qué tu negocio? Enfócate en eso y deshazte de todo aquello que no sea indispensable para cumplir con esa prioridad.
  1. Definir un presupuesto. Algo que debes haber aprendido sin importar cuánto tiempo lleves en el  negocio es que debes equilibrar tus gastos e ingresos. Ahora que las entradas de dinero son menores a lo normal también será importante reducir los gastos. La clave para mantener un negocio a flote es el equilibrio. Establece los gastos indispensables como pago de servicios, salarios e insumos.
  1. Reducir gastos. Es muy probable que al hacer tu presupuesto notes que los ingresos no son suficientes. Es momento de reducir gastos. Al principio parece difícil, pero si conoces bien tu negocio encontrarás formas de hacerlo. Si tus trabajadores pueden hacer sus actividades desde casa ahorrarás gastos como consumo de electricidad, agua y otros servicios básicos. Si tienes un negocio que te obliga a estar ahí, puedes reducir el horario; así mantengas toda tu capacidad funcionando reduce consumos de luces,  televisores y estufas y ofrecerle un tiempo de descanso a tus trabajadores.
  1. Detener las fugas de dinero. Revisar los gastos que haces con caja chica es un primer paso, seguramente encontrarás más.
  1. Ofrecer tu producto o servicio de formas nuevas. Quizá tus consumidores ya no llegarán con la misma facilidad que antes, pero eso no evita que mantengan la misma necesidad. ¿Tienes envíos a domicilio? ¿Usas internet para mostrar tus productos o servicios? Esto no requiere una gran inversión y puede implicar un gran beneficio.
  1. Realizar ofertas. Parecerá que en ese momento en que todo va mal lo peor que podrías hacer es ofrecer descuentos pero no siempre es así. Más compradores significan más ingresos. Siempre que mantengas  un rango razonable de ganancia, las ofertas son una buena opción. Existen muchos espacios para publicitarte, incluso algunos no tienen costo por el registro. Un ejemplo básico es el de las cafeterías  que te ofrecen un paquete de café y postre por un precio ligeramente menor al de los dos por separado, así vendes dos productos reduciendo un pequeño porcentaje de tu ganancia.
  1. Mantener el control. Ya que estamos ante una situación extraordinaria es indispensable estar al tanto de   todo lo que pasa en tu negocio. No hay forma de predecir lo que pasará y lo mejor es conocer el estado de tus finanzas en todo momento. Si notas algún problema habrá tiempo para buscar soluciones.
  1. Sé honesto con todos los involucrados. Pasamos un momento difícil para los pequeños negocios, eso es algo que debe tenerse claro. Todos los que colaboran en tu empresa tienen derecho a conocer la situación por la que pasan. Además de brindar tranquilidad a tus colaboradores permitirá que aporten alternativas en caso de algún conflicto. Cuando la gente se siente parte de un proyecto aumenta su compromiso y eso es algo indispensable en estos momentos.
  1. Considera los apoyos crediticios. El Consejo Mexicano de Negocios (CMN) dará los parámetros para las empresas interesadas en acceder a un crédito de rescate, pero además existen otras alternativas como los créditos a Pymes afiliadas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) así como los créditos bancarios especiales para Pymes, y los créditos de las fintec, que suelen pedir bajos requisitos aunque ofrecen montos menores. No hay una opción mejor que otra si antes no elaboras un plan de rescate basado en las prioridades de tu negocio, y luego eliges el dinero menos costoso de pagar a futuro.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Resiliencia como factor importante en la recuperación de organizaciones en el mundo

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario