Trabajo remoto, no es la única razón para pensar en una infraestructura de escritorio virtual

A medida que las organizaciones en Latinoamérica buscan habilitar y escalar rápidamente entornos de trabajo remotos, ha habido un aumento en la adopción de la infraestructura de escritorio virtual (VDI). Esto no es sorprendente dados los beneficios de VDI para el trabajo remoto. Por un lado, la integración de nuevos usuarios, dispositivos de usuarios, empresas e incluso aplicaciones se hace más fácil con VDI.

En segundo lugar, los desarrolladores pueden responder más rápido, los usuarios pueden utilizar un entorno de escritorio versátil y las organizaciones pueden realmente habilitar el negocio al incorporar un ecosistema de escritorio completamente virtual.

Por último, pero no menos importante, VDI se escala desde el centro de datos y también a la nube. Esto significa que los usuarios pueden acceder a sistemas inteligentes que monitorean su rendimiento, utilización e incluso licencias, mientras siguen impulsando un entorno VDI rico.

Sin embargo, los beneficios de VDI se extienden mucho más allá de solo habilitar una fuerza de trabajo remota y móvil. Aquí hay ocho razones más por las que deberíaS considerar VDI.

Trae tu propio dispositivo (BYOD)

Dejando de lado la virtualización de aplicaciones, la entrega de escritorios a través de BYOD puede ser una gran solución para los usuarios finales y para TI. Ya sea que estén trabajando desde casa, internamente o incluso internacionalmente, los usuarios pueden acceder a un escritorio con todas sus configuraciones integras.

El aumento de la demanda de movilidad y el consumo de TI ha llevado a un aumento de BYOD. Aquí es donde VDI puede ayudar. El punto final nunca retiene los datos, y tanto los escritorios como las aplicaciones siempre están seguros y controlados en el nivel del centro de datos.

Brindar acceso a terceros

Algunas organizaciones tienen numerosos contratistas que trabajan dentro de una organización. Una excelente manera de controlar el acceso del contratista es a través de una plataforma VDI en la nube privada. Esto proporciona a los usuarios acceso a través de políticas y credenciales de directorio activo controlado (AD) y les permite conectarse a un escritorio virtual. A partir de ahí, los administradores pueden habilitar y bloquear rápidamente recursos de escritorio según sea necesario para un contratista determinado.

Pruebas y desarrollo

No hay mejor manera de probar una aplicación, servicio o producto nuevo que en una imagen VDI. Los administradores pueden implementar y probar nuevas plataformas dentro de entornos “en vivo” sin tener que aprovisionar recursos de hardware. Una vez que se completa la prueba, simplemente pueden eliminar la instancia de VDI y desplegar la nueva actualización, aplicación o entorno de escritorio.

Compatibilidad y entrega de aplicaciones.

Las actualizaciones recientes dentro de las organizaciones han obligado a algunas aplicaciones a adoptar tecnologías de 64 bits. Sin embargo, algunas aplicaciones no se ejecutarán en estas plataformas, lo que obliga a los administradores a ser creativos.

Aquí es donde VDI puede ayudar. Para esas aplicaciones específicas, VDI dentro de un entorno de nube privada puede ser un salvavidas. Los escritorios virtuales pueden ejecutarse en instancias de 32 bits o 64 bits y permiten a los administradores continuar admitiendo muchas aplicaciones antiguas.

Acelerar las cargas de trabajo de escritorio pesadas

Las nuevas tecnologías están permitiendo compartir grandes recursos mientras optimizan la experiencia del usuario. Las soluciones con sistemas de almacenamiento 100% NVMe all-flash aceleran los escritorios virtuales y las aplicaciones con latencia de menos de milisegundos, lo que permite que la TI de la empresa brinde un verdadero rendimiento desde el centro de datos a cualquier usuario de la red.

Ahora las organizaciones pueden ubicar a más usuarios de recursos en blades multiusuario, arquitectura de red, informática y almacenamiento. Esto abre nuevas posibilidades para aquellos usuarios que históricamente necesitaban un punto final muy costoso.

Centralizar y asegurar el centro de datos

Las nuevas capacidades de entrega permiten a las organizaciones centralizar por completo la administración de los escritorios virtuales. Esto crea un nuevo paradigma de seguridad donde no se almacena nada en el punto final.

Más aún, HTML5 permite la entrega completa sin cliente para que las sesiones estén completamente controladas dentro del centro de datos. Esto significa que las organizaciones pueden aislar sesiones de VDI y crear un ecosistema de seguridad de VDI proactivo.

Creando nuevos niveles de economía de centro de datos

VDI y la virtualización permiten a las organizaciones controlar su propio entorno de nube y cómo aprovisionan recursos. La capacidad de aprovisionar y restringir recursos dinámicamente brinda a las organizaciones una flexibilidad incomparable cuando se trata de la entrega de escritorios virtuales.

Las tecnologías de reducción de datos, como la deduplicación y la compresión, permiten a TI ofrecer soluciones totalmente flash con un mayor rendimiento, al mismo precio o inferior, que el disco giratorio tradicional o el almacenamiento híbrido. Las organizaciones ya no necesitan preocuparse por los grandes puntos finales y la pérdida de recursos. Los equipos de TI pueden crear una verdadera eficiencia en el centro de datos controlando todos los recursos conectados a la arquitectura de entrega de escritorio virtual.

Optimizar los controles de recursos

VDI permite a las organizaciones moldear dinámicamente toda la experiencia del usuario. ¿La aplicación está retrasada? ¿El usuario requiere más recursos debido al tipo de carga de trabajo? ¿Qué tan rápido puede ajustarse a las demandas del usuario y del mercado? VDI permite reaprovisionar cargas de trabajo completas con recursos que permiten al usuario ser productivo donde sea y cuando sea que elija trabajar.

Al pasar de una arquitectura de disco giratorio al almacenamiento flash, TI puede permitir un mayor rendimiento del usuario final, una mayor capacidad de recuperación y una escalabilidad potente a un costo total de propiedad (TCO) más bajo.

En el pasado, las tecnologías como VDI eran vistas como proyectos pesados que requerían marcos de tiempo largos, recursos, infraestructura dedicada y grandes presupuestos. Pero eso es cosa del pasado, gracias a los avances dentro de la red, la informática y las capas de almacenamiento.

Puede haber grandes beneficios para una organización si existe un ajuste directo para VDI: costos de TI de escritorio reducidos, seguridad mejorada, mayor control y conectividad ampliada. Esto permite a las organizaciones admitir nuevos modelos de negocio y mejorar tanto las operaciones de TI como la satisfacción del usuario, factores críticos de éxito en la economía digital actual.

Por Wilson Grava, vicepresidente y gerente general de América Latina en Pure Storage

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS 5 formas de apoyar a los empleados remotos sin perder productividad

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario