Transformación Digital: ventaja competitiva ante COVID-19

El coronavirus ha causado una enorme disrupción global y, sin duda, las empresas que se encuentran más avanzadas en su camino de Transformación Digital se ven en una mejor posición competitiva, ante esta situación de súbito cambio en las condiciones sociales y hábitos de consumo.

En estos momentos, las transacciones online y los servicios remotos -como los retailers que tienen bien desarrollado su canal de e-commerce- no solo resultan mecanismos de supervivencia; sino que representan una ventaja competitiva definitoria, que permite ganar terreno frente a sus competidores de manera casi instantánea.

Para aquellos más rezagados, el camino es más complicado. Ojalá fuera cuestión de decir: “bueno, iniciemos la transformación ahora”; pero, en esta coyuntura, no resultará fácil.

Lo recomendable es poner el foco en la cercanía con sus clientes, en la contención, en el apoyo anímico a sus empleados y planear los próximos pasos a seguir, una vez que el período crítico vaya dando paso a una situación más estable y predecible.

En estos momentos es clave compartir conocimientos y experiencias, porque es una situación completamente atípica -sin precedentes- en la historia moderna. Nadie sabe, a priori , cómo es la mejor manera de sobrellevarla.

Sin embargo, sí tenemos a disposición muchas herramientas para que, a medida que vamos rápidamente aprendiendo qué funciona y que no, diseminemos este conocimiento y ayudemos a otros. Esta también es una manera de apoyar a nuestros clientes y mostrar que podemos agregar valor, aún en circunstancias extremas.

Las empresas tecnológicas tenemos un ADN 100% digital y, por ende, estamos mucho mejor preparados para esta circunstancia que otras compañías. La infraestructura de nuestra firma, por ejemplo, siempre estuvo lista para el trabajo remoto y pudimos mover a todos nuestros colaboradores a sus hogares y seguir trabajando -sin interrupciones- literalmente de un día para otro.

Además, la colaboración en equipos distribuidos forma parte de nuestra cultura, al tener nuestra fuerza de trabajo en diferentes países con horarios e idiomas distintos.

Desde nuestro trabajo diario, estamos ayudando a nuestros clientes a adoptar nuestras mismas herramientas y formas de laborar para que continúen operando; desde reforzar la seguridad y el desarrollo de soluciones de pago totalmente digitales, hasta el poder hacer town hall meetingsvirtuales con cientos de personas.

La gran lección que estas primeras semanas de la pandemia nos están dejando es que, al final del día, la colaboración entre proveedores y clientes -entre todas las personas y países- es la que nos va a salvar a todos. Nadie sobrevive por sí mismo, y esto vale tanto para los individuos como para las compañías.

Por Pablo Sametband, Socio y Vicepresidente de ventas de Baufest

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS México busca establecer la economía circular como una estrategia del gobierno federal con la ley general de economía circular

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario