Urgen políticas económicas públicas para estabilizar la crisis sanitaria por el Covid-19

Ante la emergencia sanitaria y económica por la que actualmente atraviesa México derivada del brote de Covid-19, Raúl Sapién Santos, Presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada CNSP, hace un llamado urgente al Gobierno Federal y los Gobiernos Estatales para trabajar de manera conjunta en la implementación escalonada de acciones que generen políticas emergentes de carácter económico durante la pandemia.

 

“Los virus llegaron para quedarse por lo que el coronavirus no es un factor de uno  o dos meses de recuperación económica. Esta pandemia no es verla a corto plazo, tenemos que generar políticas a largo plazo y,  es por eso que ahorita es una medida de carácter económico emergente para apoyar que las pymes para que sigan siendo rentables en su  materia prima, pago a acreedores y seguir pagando las nóminas”, aseguró Raúl Sapién.

“Dejo en claro que no es una manera de dejar de pagar impuestos porque éstos se  deben de pagar como marcan las leyes. Hoy el sector empresarial privado pedidos que el Gobierno Federal genere una pausa o stand by a los impuestos que se tienen que pagar pero sí generar un alivio tributario”, agregó Raúl Sapién.

Por ello, el presidente de la CNSP propone al ejecutivo federal, y los gobiernos estatales quienes están facultados para generar las políticas emergentes económicas, que son ya una necesidad imperante para el sector de la seguridad privada, se implementen las tres siguientes acciones:

1.- IMSS: que cobre actualmente cuotas no sobre los salarios que al día de hoy tienen los trabajadores, sino una cuya base sea el salario mínimo.

“En el tema del IMSS, insisto  no es borrón mi cuenta nueva, es en un término de 30, 60 y 90 días,  generar un plan de pagos para todos los sectores  a cumplir con las cuotas que normalmente se tendrían que  haberse pagado de 10 a 12 meses”, afirmó Sapién.

  1. Fiscal: Se buscan apoyos en materia tributaria tanto en el ISR como en el IVA. El pago correspondiente de dichos impuestos debería hacerse de manera diluida, es decir en varios, mientras se vuelve a recuperar la economía. Esto tendrá como consecuencia el diferimiento de pagos provisionales de impuestos y de contribuciones, lo cual lograría evitar afectar más los flujos de las empresas.

“En el tema de carácter de tema fiscal para las negociaciones del IVA, necesitan apoyo en el tema en materia tributaria como lo es el pago de Impuesto Sobre la Renta ISR,  es la misma manera y en término de diez o doce meses, una vez reactivándose  el sector económico,  las empresas comiencen a pagar los impuestos”, apuntó el experto.

3.- Sector inmobiliario: El pago de renta de inmuebles, de igual manera, podría diluirse o diferirse en los meses subsecuentes que dure la pandemia.

Cabe resaltar que la seguridad privada que actualmente genera el 1.4% del PIB y cuenta con 500 mil elementos a nivel nacional, a través de 6 mil empresas. El sector de la seguridad privada debe considerarse uno de los primeros filtros en las acciones directas que se están implementando contra la propagación del coronavirus, pues los elementos que lo conforman gestionan el acceso a hospitales, aeropuertos, cadenas de suministros (sector ferrocarrilero, minero, etc.), siendo una barrera de seguridad sanitaria ante el embate del virus.

“El Consejo Nacional de Seguridad Privada no solo busca generar las medidas de prevención que se deben llevar a cabo, también demanda profundizar en verdaderas acciones e iniciativas que permitan a cado uno de los empresarios de este sector mantener las fuentes de empleo, pero sobre todo poder seguir otorgando seguridad a todos nuestros clientes, como hasta hoy es el generar y apoyar las medidas para evitar la no propagación del COVID-19, así como garantizar dicha seguridad a todos los prestatarios que demandan los servicios de la Seguridad Privada” concluyó Raúl Sapién.

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Pretenden transformar la cadena de suministro

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario