Apuestan por crear un  FSR para la reactivación de la microeconomía

Respecto al programa de apoyo a pequeños y medianos comercios, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) registra que de los 2 millones de microcréditos ofrecidos, solo fueron solicitados 191,981 a través del IMSS y 250 mil han sido otorgados por la Secretaria del Bienestar. El bajo impacto de este programa resulta evidente.

Sumado a esto, la pérdida de más de un millón de empleos, cierre de miles de pequeños y medianos negocios, caída de ingresos y poder adquisitivo de las familias, incesante carestía de los productos básicos, elevados índices de violencia e inseguridad traducidos en robo de vehículos, asaltos carreteros de insumos, extorsiones, acoso y violencia contra mujeres, conforman un microclima que lleva a la gente a sentirse acorralada y volverse presa de sus temores. En estas condiciones cómo pedirle a la gente que le eche ganas si lo que quiere no es queso, sino salir de la ratonera. Para lograr este cambio de actitud no basta con filípicas y sermones vacíos.

Por ello, buscando la reactivación y reorientación de nuestra economía, ANPEC refrenda su CONTRAPROPUESTA:

Crear un Fondo Social Revolvente para la reactivación de la economía en México.

En la fase 3 de la contingencia los distintos niveles de gobierno han operado por la libre y de manera encontrada, unos enclaustrando a sus comunidades y otros acelerando el regreso a la actividad. También lo podemos observar con lo ocurrido con la industria automotriz, minera y de construcción, reactivadas, suspendidas y vueltas a reactivar en un solo día, obedeciendo su reactivación más a una exigencia del gobierno norteamericano que a los criterios de salud.

Ni que decir de la cancha educativa. Muchos estados regresarán a clases hasta el próximo ciclo y la SEP insiste en regresar este 1º de junio. Este desbarajuste no pasa desapercibido, la población lo registra, se da cuenta y concluye: si ellos son los que deben saber y no saben, qué nos dejan a nosotros; esto sintetiza el desánimo.

“El humor social que priva es de desaliento y desconcierto. El aislamiento prolongado, la cancelación de la vida social, para la que no estábamos preparados, nos ha aletargado como sociedad. La factura económica de la pandemia encuentra su primer cargo en la depreciación de nuestro capital humano. La baja animosidad que prevalece en nuestra gente explica su mal humor para recuperarse de los estragos del covid-19. Esta tarea va a exigir de mucho acompañamiento social. El desconcierto que hay sobre la pandemia y sobre la conducción de la emergencia sanitaria explica el desaliento de la sociedad”, comentó Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.

Mucho se ha hablado y escrito sobre covid-19, acabando por ensordecer y confundir a la población, la gente ya no haya qué creer y ya no cree en nadie. Pululan las versiones sobre el riesgo del virus, letalidad, propagación, reincidencia y sintomatología, volviendo incrédula a la gente. Aunado a esto, el sin número de contradicciones en las que ha caído el gobierno federal al enfrentar esta pandemia y decretar la emergencia sanitaria han agravado más la situación. Se comenzó llamando a la población a no preocuparse, ya que el covid-19 era muy parecido a una gripa, se valía dar abrazos y besos; fue la sociedad quien orilló a la autoridad a decretar la emergencia sanitaria: guardar sana distancia y aislamiento social para evitar exposición al contagio y propagación del virus.

El colmo: aún hoy no es oficial la utilidad del uso del cubrebocas como prevención sanitaria al regreso a la nueva normalidad.

“Debemos ser capaces de ofrecer apoyos “sastre” a la población, esto es, a la medida, confeccionar el saco y ponerlo; es el reto. Por lo que llamamos a la Secretaria de Economía a hacer una evaluación autocritica del programa de apoyo ofrecido ante la contingencia y su baja aceptación social”, declaró Cuauhtémoc Rivera.

Solo con la coordinación de los esfuerzos del conjunto de la sociedad lograremos salir de la recesión en la que nos encontramos, los esfuerzos del Estado en solitario No Bastarán.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS 5 desafíos resilientes para fortalecer tu PyME

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario