Cómo proteger a empleados en tiempos del COVID-19

Los vales de despensa es uno de los beneficios considerados de previsión social pues tienen como objetivo mejorar la calidad de vida y satisfacer las necesidades básicas de las personas. Estos vales apoyan a alrededor de seis millones de familias en México. Además, benefician tanto a los colaboradores como a las organizaciones; representan un ahorro y parte de la rentabilidad de las empresas, al ser deducidos hasta en 53% por los empleadores, lo que contrarresta el impuesto que se aplica al realizar el pago de nómina.

El Estudio de Tendencias del Entorno Laboral en México (TELM) 2019, elaborado por la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos A.C. (AMEDIRH), asegura que los empleados se sienten más comprometidos y desempeñan mejor su trabajo cuando poseen ciertos beneficios adicionales.

Los vales de despensa o monederos electrónicos, por ejemplo, son una prestación que entra en esta categoría y que pueden ayudar a cubrir ciertas necesidades y equilibrar las finanzas de los empleados a un costo menor en relación con una ayuda en efectivo.

Sin embargo, ante la situación mundial que se vive debido al COVID-19, diversas empresas siguen buscando herramientas y desarrollando planes de acción que les permitan tomar las mejores decisiones para proteger a su talento y minimizar el golpe que el virus pueda dar a su negocio; sin darse cuenta de que los vales de despensa, considerados tradicionalmente parte de un paquete básico de prestaciones, pueden reducir la incertidumbre durante estos meses y aumentar la productividad de las empresas.

México se encuentra en la tercera fase por lo que los consumidores están aumentando la compra de productos de almacenamiento o enlatados y de salud. Esto se debe a que las familias mexicanas buscan tener acceso a todos aquellos que sean de primera necesidad, ya que ha aumentado la preocupación por estar preparados ante cualquier emergencia que se presente en los próximos días.

Al respecto, Roxana Aguirre, directora de Gestión Humana de Sodexo Beneficios e Incentivos México explicó: “Durante este periodo, es probable que la economía de los colaboradores de una organización sufra alguna descompensación, pues existen gastos que no están contemplados dentro de su presupuesto, como atender una enfermedad. La situación económica actual que se vive a causa del COVID-19, nos obliga a centrarnos en otorgar al personal un equilibrio en sus finanzas y ser empáticos con cada uno de ellos, buscar entregarles beneficios e incentivos que cubran las nuevas necesidades provocadas a causa de la pandemia.”

Las compañías se encuentran en un momento retador, en el que deben asegurar el compromiso de los empleadores con su plantilla y viceversa, para que en conjunto se construyan nuevas dinámicas de trabajo que protejan el bienestar común y arrojen mejores resultados operacionales.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOSOptimiza tu presupuesto en 5 pasos en cuarentena

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario