Desafíos para Negocios y Pymes ante COVID-19

 

  • Un 77% de MiPymes no tendría la capacidad para seguir operando si la crisis por el nuevo coronavirus dura más allá de dos meses. (ASEM  y CCMX).
  • Existen medidas simples que permiten asegurar la rentabilidad de negocios y MiPymes ante la pandemia.

Transformaciones ante Nuevo Coronavirus

El panorama actual y la serie de transformaciones que se han venido dando en todos los ámbitos tanto en México como a nivel mundial, así como el surgimiento de un problema grave de salud como lo es la pandemia del COVID-19 en éste 2020, han creado un entorno nunca  antes visto en el campo de los negocios y la economía; del cual nadie se escapa; afectando a los diferentes agentes económicos, estratos o capas sociales.

El daño principal en una primera instancia, se ha visto en el estado de salud de la sociedad dejando como daño colateral un fuerte impacto que en el número de defunciones a nivel mundial; las oleadas de contagio, las desbandadas de viajeros por diversas partes del mundo que ansían retornar a sus países de origen, el aislCamiento voluntario y obligatorio, el colapso de los sistemas de salud y por supuesto; el efecto sobre las relaciones familiares y sociales; trayendo aparejada en ocasiones, la violencia doméstica y el miedo por sólo citar algunos hechos visibles.

Sin embargo, con el paro parcial de las actividades productivas, el potente virus, también le ha dado con todo al sector empresarial no importando tamaño, giro o sector, ya que en su afán destructivo no ha respetado a ninguna clase o tipo de negocio y que se diga de la economía en todo el orbe, que ha causado estragos tanto en los países más ricos como en los más pobres. Desde el régimen socialista, hasta al capitalismo exacerbado.

Los impactos a los cuales hago referencia se dan a la par, en un entorno plagado de volatilidad económica y financiera provocada por la incertidumbre imperante ante la caída internacional de los precios del petróleo, las pugnas comerciales entre potencias y los vaivenes de las tasas de interés y los tipos de cambio en el mundo.

En el caso de México, el panorama que muestra de manera específica ante el covid-19, se ve enmarcado con la reciente firma del llamado T-MEC (Tratado México-Estados Unidos-Canadá), el protagonismo de las redes sociales, así como un constante enfrentamiento entre el ejecutivo federal y algunos medios de comunicación, así como pugnas de carácter político hacia la investidura presidencial.

Ante los hechos descritos en los párrafos anteriores, vale la pena realizar un análisis sobre las oportunidades que esto nos trae; ya que el daño está hecho, es visible y ahora lo que sigue, es identificar lo que cada uno de nosotros se puede llevar, “el pilón, el plus, la ganancia” o como le quieran llamar. A grandes rasgos, lo que como empresarios nos deja el COVID-19, entre muchas cosas, se puede sintetizar de la siguiente forma:

Retos globales y emprendimiento

El panorama que muestra el entorno internacional obliga a las empresas a redistribuir actividades de diseño, producción, comercialización y demás, en función de las vocaciones productivas de los países y regiones y en deterioro, muchas de las veces, de aquellos puestos de trabajo que son trasladados de un país a otro en función de las habilidades y calificación de la fuerza de trabajo.

Ante la falta de dinamismo económico mundial, México no ha sido la excepción. Caída del Producto Interno Bruto (PIB), desaceleración económica, incertidumbre y casi nula inversión tanto estatal como privada, se han convertido en los componentes claves en el deterioro económico y la falta de generación de empleo que al menos prevaleció durante el año 2019 y que para el año 2020, parece no poder ser revertida.

Emprendedores y sus Desafíos

De acuerdo con un estudio realizado por la Asociación de Emprendedores de México (ASEM), en conjunto con Centro de Competitividad de México (CCMX), un 77% de MiPymes no tendría la capacidad para seguir operando si esta crisis dura más allá de dos meses.

Sin embargo, si bien México es un país de grandes carencias, de serios problemas y preocupaciones, también es cierto que nuestro país es a la vez una tierra de amplias oportunidades. Se necesitan tantas cosas y hay innumerables necesidades que satisfacer que las empresas; poniendo mucha atención en el entorno, haciendo uso de la creatividad y aprovechando los programas de apoyo tanto oficiales por parte de la Secretaría de Economía o internacionales como; “El Programa Mundial de Emprendedores” de IBM y los programas de la OCDE, entre otros, existe una gama de posibilidades de tener éxito, en lo que se emprenda.

El Consejo Mexicano de Negocios (CMN) y BID Invest, miembro del Grupo BID que financia empresas y proyectos sostenibles, anunciaron ya, un acuerdo para facilitar el financiamiento de las cadenas productivas y apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas del país, el cual prevé recursos por hasta 12 mil millones de dólares.

Ante la situación que actual de incertidumbre, los emprendedores, enfrentan importantes desafíos por toda la serie de carencias que existen en nuestra economía, mismas a las que para hacer frente, es necesario:

1.Armarse de entusiasmo, valor y coraje, a la par de un buen nivel de creatividad.

  1. Informarse y voltear a su alrededor con detenimiento, para captar esas llamadas de auxilio de los consumidores y esos nichos de oportunidad que lograrían generar negocios y satisfacer necesidades.

Casos existen muchos y muy sonados tanto de emprendedores visionarios como de empresarios tenaces que no bajan la guardia en busca de la valorización y rentabilidad de sus negocios.

Recomendaciones para PyMes

Por su parte si ya tienes una micro, pequeña y mediana empresa, es importante considerar, las siguientes acciones para sobrellevar la crisis:

  1. Revisar entradas y salidas de flujo de efectivo
  2. Ver que todos al interior de la empresa se encuentren centrados en torno al líder, a fin de lograr visualizar de manera conjunta el futuro trabajando en consenso
  3. Analizar la posibilidad de acordar con los empleados y trabajadores en general, la manera de contribuir conjuntamente en el cuidado del empleo, salario y supervivencia de la fuente de trabajo
  4. Visualizar las nuevas oportunidades que están surgiendo en el mercado en función de las nuevas necesidades que se presentan, tratando de efectuar cambios o innovar tanto en el producto como en la prestación del servicio
  5. Hacer uso del crédito sólo en caso necesario, buscando las mejores fuentes de financiamiento previo análisis de pros y contras
  6. Buscar desarrollar una economía colaborativa, apoyándose entre productores, proveedores y consumidores, y
  7. Tratar de desarrollar nuevos mercados y productos

Con medidas tan simples como las anteriores, las PyMes estarán contribuyendo a construir un mejor porvenir, puesto que hay mucho que hacer. Por lo pronto, como diría mi abuelita, esto no se acaba hasta que se apague la vela.

Álvaro Vargas Briones, es economista, especialista en finanzas y catedrático de posgrado en la EBC.

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Marketing: Y después de la catástrofe ¿qué sigue?

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario