Capacitación laboral y su impacto en el negocio

Los programas de capacitación deben ir alineados a los objetivos de negocio y siempre incluir un análisis del impacto generado. No basta con decir que se alcanzó un determinado número de clases, horas de entrenamiento o módulos por parte de un colaborador. Es importante establecer qué conocimientos adquirieron los empleados, qué capacidades se generaron y su alineación con la estrategia general de la organización y qué métricas impactaron en el negocio. Eso permitirá ir mejorando los procesos de aprendizaje corporativo y tener un impacto real en las empresas.

Para Julián Melo, CEO y cofundador de UBits, los líderes corporativos están entendiendo la importancia de preparar a sus colaboradores en las nuevas tendencias que el mercado exige. La educación empresarial ha tenido un repunte destacable durante la pandemia. Según nuestros análisis, la tasa de terminación de los cursos pasó de 76% (pre cuarentena) a 81% (durante la misma). Así mismo, hay un alza de 158% en usuarios activos. Otra cifra relevante, es que hay 213% de repunte en empresas solicitando un demo de nuestro servicio para esta época.

Sin embargo, al realizar las capacitaciones, hay un primer tema para recomendar a las organizaciones.

  • La estrategia de capacitación debe ser elaborada desde antes de empezar a enseñar, en la cual se debe incluir la mediación del resultado de los planes de entrenamiento, para calcular los conocimientos adquiridos, las nuevas capacidades generadas y el impacto en métricas clave del negocio.
  • Analizar específicamente las necesidades de los empleados para garantizar que cada uno reciba el entrenamiento necesario. No basta con darle acceso a un gran catálogo de cursos, hay que asociar y brindar el contenido adecuado a las habilidades que necesita desarrollar.

Todo esto ayudará a las personas a enfrentar la crisis. Uno de los riegos actuales para los departamentos de recursos humanos está relacionado con la salud mental de sus empleados. El e-learning permite en poco tiempo y con gran velocidad, llegar a todos los colaboradores con programas que brindan herramientas para superar la crisis y disminuir los niveles de estrés que puedan estar generando las nuevas dinámicas laborales a raíz del coronavirus.

Igualmente, e-learning se está fortaleciendo y las compañías han y para ellas también hay beneficios directos como: reducción de costos, optimización de tiempos y una alta satisfacción de los empleados en cuanto a educación corporativa -no cabe duda- que es una excelente alternativa a los cursos presenciales.

Hay que plantearse que esta no es la última crisis que se pueda presentar en los próximos años. Habrá que asumir que pueden venir más y, venga de donde venga, es importante adquirir nuevas habilidades para aprender de forma ágil, adaptarse y ser resilientes.

Las habilidades requeridas

Diferentes expertos en recursos humanos han indicado que las organizaciones deben preocuparse por brindar a sus trabajadores nueves herramientas y puedan realizar la labores que la actualidad exige en el terreno corporativo. Melo detalló que se han identificado -precisamente- algunas de las habilidades que más se están solicitando interiorizar como resultado de la pandemia, donde se destacan algunas como trabajo remoto, resiliencia, manejo del estrés y productividad.  A esto, se debe sumar que las personas están buscando hacer upskilling de sus cargos actuales, instruyéndose en temas relacionados a analítica de negocios, gestión de proyectos, storytelling e innovación.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS PyMEs mexicanas en la era del post COVID

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario