La recuperación de las PyMEs dependerá de su deuda e inversión

 Con el objetivo de reactivar la economía en México, existen fechas tentativas para la reapertura de los diversos  sectores empresariales pero mientras tanto las PyMEs  han tenido que reinventarse durante la cuarentena y aprovechar de la tecnología aplicada en el uso de las plataformas sociales para mantenerse económicamente activos.

La Asociación Mexicana de Gimnasios y Clubes (AMEGYC) reportó que el cierre temporal de gimnasios ha ocasionado hasta seis mil millones de pesos en pérdidas y casi 100 mil empleos en riesgo, mientras que las pérdidas económicas que suma la industria restaurantera de México ascienden a cinco mil 800 millones de pesos por semana, de acuerdo con cifras de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac). 

Con el fin de seguir presentes en la mente de los clientes, solventar rentas, el pago de sueldos en busca de un distintivo que les permita destacar como lugar seguro y responsable de sus colaboradores; la recuperación no solo obedece al manejo de la deuda de las empresas, dependerá también de la inversión que puedan realizar para afrontar las nuevas disposiciones sanitarias y generar nuevamente confianza a sus clientes, así lo consideran expertos de Sofomes.

Alfonso Vega, director adjunto de Serfimex Capital, estima que entre los sectores que podrán recuperarse a mediano plazo se encuentran el de la hospitalidad, el restaurantero y el fitness.

Los principales retos para estos sectores será la disminución del 50%  en su aforo permitido en esta “nueva realidad” los empresarios deben ser más empáticos con los clientes, así como buscar e implementar acciones que los lleven a romper paradigmas, donde el contar con capital fresco y/o arrendar los equipos necesarios será clave para sobrevivir en la ya conocida nueva realidad.

Tanto el sector restaurantero como el deportivo  han sido altamente vulnerables por la situación sanitaria, es por eso que Serfimex Capital ha decidido apoyarlos brindándoles apoyos de refinanciamiento de sus créditos o arrendamientos hasta con 3 meses de plazo de diferimiento.

La Sofom considera que estos soportes son paliativos, pero que el verdadero apoyo vendrá con la reapertura de las instalaciones, para brindar nuevas líneas de crédito y arrendamiento, con el objetivo de afrontar los nuevos desafíos y gastos como la inversión  en sanitización, la compra de monitores de temperatura, tapetes sanitizantes, modificaciones de espacios, así como la adquisición de equipos de protección, la adquisición de distintivos sanitarios que incluyan la capacitación a los colaboradores, lo cual requerirá de un correcto y estructurado uso de los capitales disponibles.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS El futuro de las empresas y su fuerza laboral estará en la adaptación de la robótica post COVID-19
Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario