¿Listo para la Nueva Normalidad? Así debes gestionar los residuos en tu lugar de trabajo

Vuelve a la oficina reciclando los residuos del espacio compartido.

Si bien la contingencia sanitaria todavía sigue en la Ciudad de México y otros estados del país, es un hecho que la vida no puede pausarse para siempre. Por este motivo, la autoridad ha dado a conocer un semáforo, donde se indican las fechas tentativas para regresar a lo que se le conoce como Nueva Normalidad.

Empresas conformadas por menos de 30 personas serán las primeras en regresar a labores, de forma escalonada. Y qué mejor que volver a la normalidad adoptando una práctica que pueda mejorar la convivencia entre todos, y sobre todo, hacer el espacio más ameno y limpio para trabajar: el reciclaje.

Para esto, será necesario hacerle saber a todo el equipo la manera en que se separan los residuos. Dicho esto, tendrás que encontrar contenedores de basura en CDMX. Recuerda, cada color indica un residuo distinto. Aquí te los recordamos:

Verde: orgánicos

Universalmente, el color verde está relacionado con la naturaleza. Por eso, en los contenedores de este color se depositan todas aquellas cosas de origen biológico. Además de frutas y verduras, también pueden tirarse aquí ramas, cáscaras de huevo, huesos, etc. Estos residuos, después, pueden convertirse en una composta.

Gris: inorgánicos reciclables

Aquí se depositan aquellos materiales inorgánicos que pueden ser reciclados, con el objetivo de volverse otra vez materia prima después de un proceso de reciclaje. Aquí iría el plástico, papel, cartón y vidrio.

Naranja: inorgánicos no reciclables

Es de suma importancia saber que existen dos tipos de inorgánicos: reciclables y no reciclables. Hay que conocer bien sus diferencias para no depositar residuos en el contenedor equivocado. En el caso de los no reciclables, destacan ejemplos como papel higiénico, toallas sanitarias, pañales, aerosoles, papel fotográfico, envases de combustible u otros materiales tóxicos, focos, colillas de cigarro, preservativos, celofán, unicel, bolígrafos, etc. En pocas palabras, son cosas que por su uso ya no podrían reciclarse.

Café: residuos de manejo especial

Este último contenedor está diseñado para cosas como televisiones, refrigeradores, colchones, herramientas eléctricas, llantas, etc. Por lo general son artículos voluminosos, casi siempre electrodomésticos u otro tipo de muebles para el hogar.

Como dice Marie Kondo, “El espacio en el que vivimos debería ser para la persona en que nos estamos convirtiendo ahora, no para la persona que fuimos en el pasado”. No cabe duda de que el regreso a la Nueva Normalidad es una oportunidad para mejorar las condiciones laborales, y adoptar prácticas de reciclaje podría ayudar a la motivación de tu equipo. ¡Anímate a separar la basura!

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS ¿Cómo será el trabajo post pandemia?

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario