Llaman a la Unidad Nacional

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) exige que dejen de confrontar, polarizar a la población y sea haga responsable el gobierno federal. El enorme costo y desgaste del capital humano mexicano (decesos, contagios, pérdida de empleos, caída de ingresos y consumo, cierre de miles de negocios, incertidumbre, etcétera) demanda Unidad Nacional, ya que solo UNIDOS encontraremos la puerta de salida de esta emergencia.

En palabras de Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC, es deleznable que  en estos momentos se busque una coartada para evadir responsabilidades, roba la capacidad de asombro la develación del verdadero impacto de la pandemia de Covid-19: miles de decesos y contagios, proyección de 136 mil muertes para el mes de octubre, escenario lejano del anuncio que hicieran especialistas del gobierno de 6 mil decesos”,

Ni que decir del enorme costo económico de la pandemia, que provocó la pérdida de 12 millones y medio de empleos en el mes de abril, la caída de un 60% del ingreso en más de la mitad de la población, una baja de consumo, acorralado y ceñido a lo fundamental, generando el cierre de miles de negocios debido a un apoyo raquítico del gobierno. Todo esto nos ha llevado a altos niveles de incertidumbre y ansiedad social, a una espiral creciente de inseguridad y violencia y a no saber qué hacer para salir de esta encrucijada, señala la Anpec.

“La nueva normalidad ha resultado ser más una “nueva anormalidad” de mayor riesgo en la que el virus se propagará con mayor velocidad y elevará su letalidad. Pasamos de una emergencia sanitaria controlada por el gobierno federal a una controlada por las autoridades locales, donde hay muchas señales encontradas, dándose por un hecho el riesgo del rebrote pandémico”, explicó Cuauhtémoc Rivera.

La “nueva anormalidad” no detalló los protocolos necesarios de prevención sanitaria para orientar debidamente a la población. Mucha gente duda de la peligrosidad del virus y ha regresado a su rutina anterior, como si nada hubiera pasado. Este desentendimiento social es responsabilidad de las autoridades sanitarias al no ofrecer la información y orientación suficiente para que la gente se pueda organizar correctamente: horarios escalonados, home office, home school, tapabocas, guantes desechables, caretas, gel antibacterial, sana distancia, guardar silencio en los traslados, etcétera. ¿Dónde está la intensa campaña de difusión que exige la situación?

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Webinars gratuitos para mantener educación de veterinarios

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario