Tecnología Blockchain aplicada a la empresa

La cara más visible de la tecnología Blockchain para el gran público son las criptomonedas, aunque para las empresas, sean pymes o grandes grupos, tiene muchísimo más que ofrecer, sin ir más lejos los contratos inteligentes, que tienen el potencial de simplificar y abaratar la operativa de forma nada desdeñable.

Smart contracts

El contrato inteligente o smart contract en inglés, es básicamente un conjunto de instrucciones que al margen del control de cualquiera de las dos partes implicadas -siendo casi imposible de alterar- ejecuta automáticamente las cláusulas contractuales acordadas sin necesidad de mediación humana, haciendo innecesaria la confianza entre partes. Opera de esta forma gracias a estar basado en la tecnología Blockchain o red de bloques.

¿Cómo funciona el Blockchain para brindar este nivel de seguridad? Para entenderlo mejor podemos pensar en la red de Blockchain como en un libro contable del cual todos podemos ser partícipes, y en el cual cada bloque de la cadena es un contrato del cual todos los participantes tenemos una copia, por lo tanto, para falsear los bloques sería necesario que la mayoría de los que participantes fueran -valga la redundancia- parte del fraude, y como el Blockchain está descentralizado por todo el mundo es algo prácticamente imposible. Además, debería eliminar costosos trámites de notaría, ya que no es necesario un tercero que de fe de la existencia del contrato y sus cláusulas, la propia Blockchain sería testigo irrefutable de ello.

Cada bloque, además de contener la información del contrato, está vinculado con el bloque anterior y el posterior, y por lo tanto tiene una situación inamovible en la cadena, si el bloque se modifica la vinculación se rompe y no sería aceptado.

¿La próxima revolución económica?

Como saben quiénes se dedican al trading de CFDs, además de negociar en plataformas de trading online con brókeres como Plus500 con bitcoin o cualquier otra criptomoneda -sin olvidar que es muy importante conocer en profundidad la operativa y los riesgos que el trading de CFDs y el apalancamiento entrañan para el capital del trader, que no son nada desdeñables, ya que se puede incurrir en grandes pérdidas o incluso llegar al endeudamiento si nuestro bróker no especifica que esto no es posible en su plataforma- o comprarlas directamente mediante una Exchange, la importancia de las criptomonedas con base en una blockchain -en vez de respaldadas por un banco central- va mucho más allá, y por lo tanto deberemos tenerlo en cuenta a la hora de establecer una estrategia para el futuro.

Ya hay iniciativas empresariales consolidadas en torno a una criptomoneda, como Ripple y su criptomoneda XRP, la cual ha firmado acuerdos con empresas de envíos de remesas para abaratar y agilizar el proceso. Si nuestra pyme necesita realizar compras en otros países podemos explorar esta opción en vez de recurrir al Forex, y ver cuál de las dos nos ofrece las tasas más ventajosas.

Otra de las iniciativas más conocidas es la del lanzamiento por parte de Facebook de la criptomoneda Libra, la cual permitirá realizar pagos a través de la plataforma -recordemos que la red social cuenta con su propio Marketplace, y el comercio en línea avanza de forma imparable-. En el caso de Libra será una stablecoin -vinculada a una o varias divisas fíat, y por lo tanto con variaciones mucho menos pronunciadas en su cotización- así que parece que su valor especulativo será menor que el de otras criptomonedas como ethereum o bitcoin.

No es raro ver numerosos negocios que aceptan pagos con criptomonedas, al fin y al cabo nacieron con la idea de funcionar como dinero -¿recuerdan aquel caso de quién compró pizzas con bitcoins que hoy en día valdrían decenas de millones?- y si nos decantamos por aceptarlas tenemos que tener en cuenta cómo considera Hacienda esté activo.

Todo en orden con la Hacienda Pública

Como todo autónomo sabe, estar al día en los pagos a proveedores y en nuestros impuestos es la mejor garantía para disfrutar de un sueño tranquilo.

Si aceptamos o utilizamos criptomonedas como medio de pago, Hacienda considerará el activo como parte de una operación financiera y las transacciones estarán exentas de IVA -por ser en este caso un medio de pago- pero tienen que ser incluidas en la declaración del IRPF como ganancia o pérdida patrimonial.

Si por el contrario las usamos como activo de inversión, además de incluirlas como ganancia o pérdida patrimonial si las convertimos a moneda fíat u otra criptomoneda -es decir, si por ejemplo compramos ethereums con bitcoins-, deberemos informar a Hacienda de la cartera de criptomonedas que mantenemos, hayamos comprado 10, 20 o un millón de euros en criptomonedas, eso sí, de momento y mientras no se conviertan en otra criptomoneda o en alguna moneda fíat será solo a título informativo.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Tips para emprender en un negocio de comida

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario