7 formas para equilibrar la seguridad y la productividad

Los últimos meses han sido borrosos debido a todo lo que ocurrió y el próximo obstáculo importante es tratar de entender qué significa “volver a la normalidad”. Las empresas, los empleados, las familias y las comunidades se han estabilizado lo mejor que pueden y ahora tienen que cambiar el switch para reabrir de manera segura y efectiva.

Kronos Incorporated, proveedor de soluciones para la Administración de la Fuerza Laboral en la Nube, presenta algunas recomendaciones para prepararse para la reapertura posterior a la crisis sanitaria del COVID-19.

A pesar que hay muchas incógnitas con los estados y municipios que proporcionan diferentes niveles de orientación, restricciones, recomendaciones y plazos, una cosa es segura, como líderes de recursos humanos y operaciones, nuestra mentalidad y preparación no pueden esperar. Debemos anticipar esta próxima normalidad para que podamos estar listos para tener éxito en ella.

La pandemia ha cambiado la forma en que trabajamos, ya estamos viendo medidas de esto en los planes de reapertura por fases implementados por los líderes estatales. Los restaurantes y los minoristas deberán repensar la planificación de la capacidad y el servicio al cliente teniendo en cuenta el distanciamiento social. Los fabricantes deberán reestructurar los diseños del piso de la planta y las líneas de producción para garantizar la seguridad de los empleados.

Las escuelas y las universidades ya ofrecen aprendizaje virtual y se preparan para ver cómo las clases de otoño podrían verse afectadas. Las organizaciones de atención médica están instituyendo nuevas pautas para la detección de pacientes y empleados además de formas de cómo mejorar las capacidades de sus trabajadores esenciales.

Entonces, ¿cómo volver a abrir en medio de todo este cambio, maximizar la productividad y mantener una sensación de normalidad operativa?

Comenzar con un enfoque seguro de la administración de la fuerza laboral, funciona con tecnología para agilizar las actividades de reapertura y ayudar a los empleados a estar seguros y ser productivos. Así es como llegas allí:

Siguiendo las pautas de las autoridades y organismos de salud para reabrir negocios, las autoridades locales y estatales han creado varios procesos por etapas y requisitos detallados para equilibrar la seguridad del público y permitir que la economía se reanude.

A pesar de todas estas recomendaciones, los empleados de primera línea, como los trabajadores de la línea de producción, los empleados de las tiendas, los cajeros de restaurantes y muchos otros, podrían dudar en comenzar a trabajar nuevamente y estar preocupados por su seguridad y por las acciones de otros a su alrededor.

La seguridad personal es una elección y requiere que las personas asuman la responsabilidad de sus acciones. Pero, hay maneras de alentar y ordenar una mentalidad de seguridad primero. Entonces, ¿cómo se hace?, Alec Fraizer, Sr. Manager de Product Marketing de Kronos, autor de este texto, comparte los siguientes consejos:

  1. Establecer un sistema de rastreo con informes de seguimiento de contactos

Combine la administración de su fuerza laboral y los datos laborales con las capacidades de rastreo de contactos para crear informes que brinden información para saber quién y cuándo los empleados podrían haber contactado con un colega infectado. Esta capacidad no tiene un enfoque de vigilancia policial, sino que debe estar enfocada a proporcionarles tranquilidad y que tengan en mente que su seguridad es una prioridad.

  1. Utilizar las capacidades móviles para reducir el riesgo de contacto

El seguimiento del tiempo, registrando entradas y salidas, es una actividad que los empleados por hora realizan varias veces al día. El marcaje móvil proporciona a los empleados la capacidad de registrar y controlar su tiempo desde su propio dispositivo móvil, todo mientras mantienen el distanciamiento social y limita la interacción con los demás.

  1. Mejorar la seguridad con reconocimiento facial

A medida que avanza la tecnología, también lo hacen los sistemas de identificación sin contacto y mejoras de control de tiempo. Cuando no es posible la movilidad, el reconocimiento facial proporciona mejores medidas de seguridad y limita la necesidad de que los empleados interactúen físicamente con un dispositivo o un reloj checador.

  1. Regresar con flexibilidad en mente

Hemos tenido que explorar nuevas formas de trabajo para adaptarnos a la pandemia. Ahora nos enfrentamos a preguntas sobre si mantenemos una mentalidad centrada en la oficina, mejoramos las opciones de trabajo a distancia o desde casa, además de revisar nuestros planes de interacción social basados en los requisitos de distanciamiento.

La planificación de la capacidad y la demanda, la optimización del cronograma, el cumplimiento de los requisitos de producción, la garantía del bienestar de los empleados y otras tareas esenciales no desaparecerán, pero pensaremos en cómo las cumplimos de manera diferente. Es por eso que es crítico que prioricemos la flexibilidad al reabrir a través de opciones como las siguientes:

  1. Empoderar a los empleados con flexibilidad de programación

En este momento, la flexibilidad del horario ayuda a equilibrar el estrés de sus vidas personales al tiempo que satisface las necesidades del trabajo. Capacidades como el cambio de turno y solicitud de turnos abiertos, permiten a los empleados encontrar un reemplazo de manera proactiva u obtener más horas cuando la vida cambia, todo desde su dispositivo móvil para limitar la interacción física y la posible exposición.

  1. Identificar las deficiencias en los procesos o recursos a través del seguimiento de actividades

En industrias como la manufacturera, las líneas de producción y los procesos deberán evaluarse y optimizarse para tener en cuenta las instalaciones y el cambio de personal. El seguimiento de las tareas y actividades a lo largo de un turno o en una línea puede ayudar a identificar posibles vacíos o deficiencias para brindar a los gerentes de línea la información que necesitan para ajustarse en consecuencia.

Es posible que en los pisos de las plantas no cuenten con el personal necesario para la capacidad habitual y será crítico que los gerentes comprendan el tipo de asignación de mano de obra necesaria para producir un artículo o completar una actividad específica para mantener la productividad.

  1. Ser empático, ya que no todos estamos volviendo al trabajo todavía

Las reaperturas graduales están en marcha. Esto significa que no todos regresan al trabajo al mismo tiempo o de la misma manera. Algunos empleados aún pueden estar esperando su reingreso a la fuerza laboral. Otros continúan equilibrando el hecho de ser padres, maestros o cuidadores de guarderías además de ser trabajadores remotos desde casa.

Y muchos más están luchando contra la pandemia en la primera línea como trabajadores de la salud, proveedores de atención médica y socorristas. Para ellos, con casi dos meses de trabajo ininterrumpido, el agotamiento de los empleados es una posibilidad real. Es importante reabrir sabiendo que todos estamos juntos en esto, pero que tenemos diferentes roles que desempeñar. Por ende se necesita mucha comprensión y empatía.

Conclusión: comenzar el viaje hacia adelante con nuevas formas de pensar

Estamos comenzando a dejar de pensar en cómo estabilizarnos y mantenernos a flote para seguir avanzando y prepararnos para la próxima normalidad. Todavía hay muchas incógnitas a medida que comienzan las reaperturas por fases. Las organizaciones y los líderes perspicaces utilizarán los próximos meses para aprender de lo que acabamos de vivir, ajustar, flexionar y forjar un camino hacia delante.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Los pagos digitales han aumentado a partir de la cuarentena

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario