Cómo sobrevivir a una recesión económica

La reanudación de actividades y los cambios en los semáforos para entrar a la nueva normalidad han modificado el foco de atención de la mayoría de los mexicanos. Ya no solo importa cuidarse de no contraer Covid-19, sino que también ahora hay que cuidarse para no sufrir una crisis económica en casa.

Según una encuesta del Instituto Nacional de Salud Pública, cerca del 30% de los entrevistados reportaron que una persona de su hogar perdió el trabajo durante el confinamiento y hasta el 64% contestó que en sus hogares hubo disminución de ingresos.

“En una crisis hay dos cosas importantes: aguantar y estar atento a las oportunidades. Por ello hay que tener completa claridad del dinero que tenemos, cuánto nos dura, cuánto nos sobra, y aprovechar las oportunidades que se presentan o estirar lo más posible nuestro dinero”, explica Cristian Huertas, country manager de la fintech española Bnext, que ofrece diversas soluciones para que las personas tengan control total de su dinero.

La incertidumbre en 2020 seguirá creciendo y el Banco Mundial ya calculaba a comienzos de junio una caída del 7.5% de la economía mexicana. Para no formar parte de los números rojos ni entrar en pánico, el especialista de Bnext comparte consejos útiles para aprender a sobrevivir a la recesión económica que se avecina.

  • Evaluar cuentas

Ahora que se acabó la cuarentena y hay ejemplos de reactivación económica en otros países, es buen momento para hacer una evaluación financiera propia: checar deudas, préstamos, ingresos y oportunidades. “Hay que prestar atención a los detalles. En Bnext, por ejemplo, se pueden pagar servicios sin las comisiones de las tienditas o las suscripciones de Netflix o Spotify con descuentos desde nuestra app”, indica Huertas.

  • Ser estricto

Un panorama incierto no solo obliga a fortalecer el autocontrol, sino a ser más estricto con las finanzas personales. Hay que establecer un objetivo de gastos estricto y hacer revisiones constantes. En condiciones normales, revisar los objetivos cada tres meses estaría bien, pero ahora lo recomendable es hacerlo una vez al mes o cada quince días para realizar ajustes.

  • Ahorrar más

Para los que pudieron conservar el trabajo, aunque hayan tenido recortes, el segundo semestre del año será para ahorrar, ahorrar y después gastar. Hay que aumentar los porcentajes de ahorro y destinar el resto para el consumo básico mensual. Todos deben estar mejor preparados que antes para una emergencia médica o laboral.

  • Invertir

Las recesiones son buenas oportunidades para la inversión porque se abren muchas oportunidades. La clave es hacerlo en aquellas que conocemos bien o en las que tenemos asesoría confiable. Si alguien tiene cierta seguridad laboral y ahorros en su banco, lo mejor es invertirlo para generar rendimiento y no dejarlo “quieto” porque se deprecia con facilidad.

  • Buscar ayuda

Hay que utilizar todas las herramientas disponibles para proteger el dinero y a la vez sacarle provecho. “En el marketplace de Bnext ofrecemos productos de inversión, acceso a créditos e incluso chat médico. Brindamos distintas soluciones para tiempos difíciles como el actual”, enumera el country manager de la app.

Seguir estos consejos y estar atentos a todas las novedades sobre la situación sanitaria y económica, ayudarán a estar un paso por delante de la tormenta. “Se trata de estar conscientes de lo que está pasando y lo que puede pasar, para no perder de vista el control de las finanzas personales y prevenir cualquier imprevisto que pudiera presentarse”, concluye Cristian Huertas.

Cristian Huertas, Country Manager de Bnext

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Tips para emprender en un negocio de comida

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario