Compra una casa con finanzas sanas

Uno de los objetivos que miles de familias se fijan todo el tiempo para comenzar una nueva vida es comprar una casa propia es el sueño de la mayoría de las personas. De acuerdo con la consultora Softec, sólo en la Ciudad de México, la demanda de vivienda durante los próximos 3 años será de 390 mil unidades, incluyendo casas y departamentos.

Sin embargo, desde el punto financiero, adquirir una vivienda no es algo sencillo, pues se trata de una inversión grande que requiere de disciplina financiera, conocimiento del mercado y tiempo para tomar una decisión acertada. Si comprar una casa está dentro de tus planes, pero no sabes cómo llevar tus finanzas de forma adecuada para solventar este gasto,

Sergio Rojas, Country Manager de La Haus México, empresa proptech que asesora y acompaña  a las personas en la compra de su casa, te comparte 5 consejos financieros para realizar la mejor compra posible.

  1. Ahorra en familia o pareja. Los expertos recomiendan ahorrar el 20% de tus ingresos para la compra de una casa y destinarlos ya sea para el enganche o la primera mensualidad del crédito hipotecario. Para que esta tarea sea más sencilla, el ahorro en pareja o familia es una opción que vuelve más fácil el reunir una cantidad de dinero en un menor tiempo. El ahorro en conjunto debe considerar el ingreso de todos los participantes, y sobre todo, ser constantes con las aportaciones.
  2. Reduce gastos. Recortar gastos innecesarios ayuda muchísimo a mejorar el ahorro para una casa. Al comenzar a limitar los “gastos hormiga”, en poco tiempo verás una mejora notable en tu bolsillo; esto se puede trasladar a otras salidas de dinero eventuales, como servicios digitales que no utilizas o productos más caros a la hora de hacer las compras, que pueden ser sustituidos por otros más baratos. A la larga se producirá un impacto positivo en tu presupuesto y lo que puedes destinar a la compra de tu hogar.
  3. Utiliza tus puntos Infonavit.  Dentro del crédito del Infonavit  no se requiere contar con un historial crediticio para solicitarlo, sino que el sistema de puntos te hace acreedor al mismo. Dependiendo de cómo lo desees manejar, puedes solicitar el crédito hipotecario completo a esta  institución, o bien, combinarlo con un crédito bancario y pagar una parte con el crédito Infonavit. Recientemente, esta institución ha simplificado sus trámites, lo que te permitirá ahorrar tiempo.
  4. Explora diferentes opciones hipotecarias. Analiza bien todas las opciones que tienes disponibles para solicitar un préstamo. Como ya lo mencionamos, existen las opciones gubernamentales (Infonavit, Fovissste) e instituciones bancarias, pero además hay opciones digitales, como SmartLending e ION, que realizan todo su proceso en línea. Compara las tasas e intereses que ofrece cada una, y si lo necesitas, utiliza un simulador de crédito para conocer qué pagos realizarías con cada opción. Verifica el registro de la institución financiera digital ante la CONDUSEF, Banxico o la CNBV para evitar estafas.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS La relevancia que tiene la experiencia del usuario en tiempo de crisis

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario