Conoce lo que implica el regreso al nuevo mundo del trabajo

El COVID-19 ha sido un evento que ha conmocionado al mundo de los negocios desde la crisis financiera global, obligando a las empresas a nivel mundial a adaptarse a una nueva forma de trabajo. Las organizaciones están comenzando a planear el regreso a la oficina, pero ¿cómo se verá la nueva realidad después de gran experimento de trabajo remoto?

Muchos países han empezado a regresar a sus oficinas y adoptar la nueva normalidad, para conocer más sobre el tema Robert Walters realizó un estudio con más de 2000 organizaciones a nivel global para entender cómo se adaptaron ante el COVID-19, qué opinan sobre el trabajo remoto, cómo planean regresar a la oficina y cuál es su visión para la nueva forma de trabajo.

Entre los principales retos a los que se han enfrentado las empresas durante esta pandemia se encuentran mantener la operación, cuidar la rentabilidad, replantear los proyectos y prioridades del año, reducir los gastos y tomar decisiones referentes al talento de la organización, ocasionando despidos e incertidumbre en el mercado laboral.

Transición al trabajo remoto

Al declararse la crisis sanitaria, las organizaciones tuvieron que mover hacia el trabajo remoto, un espacio desconocido para algunos empleados y organizaciones. No hubo un periodo de transición y no todas las organizaciones contaban con la infraestructura, ni la tecnología para hacerlo, sin embargo, los empleados pudieron responder de manera favorable.

Las compañías en todo el mundo tuvieron que actuar rápido para iniciar sus programas de trabajo remoto. La mayoría de las empresas pudo reubicarse sin contratiempos, 47% de las organizaciones logró movilizar a su equipo para trabajar desde casa en sólo 2 días y sólo al 7% le tomó más de 1 semana.

El reto para más de la mitad de las empresas encuestadas fue contar con el equipo tecnológico necesario, seguido de medidas de ciberseguridad, lo cual preocupaba a un 33% de las organizaciones.

Kevin Gibson, CEO de Robert Walters en Latinoamérica dice: “las organizaciones comenzaron a tener conversaciones sobre tecnología que antes no se traían a la mesa como prioridad, fue un abrir de ojos para temas relacionados a la seguridad de la información, uso de la nube y la flexibilidad para el trabajo remoto.”

Principales hallazgos al trabajar desde casa

  • La experiencia de trabajar desde casa tiempo completo ha sido positiva para la mayoría de los empleados. 54% considera que tiene un impacto positivo en su salud mental, considerando la flexibilidad en horarios de trabajo, la eliminación de tiempos de traslados y la comodidad de trabajar desde casa han sido factores que han contribuido para su bienestar. La falta de interacción con otros miembros del equipo ha sido a lo más difícil a lo que se han tenido que adaptar, pero la mayoría han encontrado la forma de mantenerse en contacto.
  • A pesar de que el 23% reportan una disminución de la productividad al trabajar de manera remota, el 32% comentó que su productividad se mantuvo igual y 45% cree que ha trabajado más. Esto se confirma por parte de los empleadores, 78% considera que han visto un aumento de la productividad.

“Uno de los principales temores entorno a la creación e implementación de políticas de trabajo flexible era el saber si los empleados mantendrían el ritmo y serían productivos. Los empleados han logrado adoptar nuevos espacios de trabajo, cambiar sus rutinas, eliminar sus tiempos de traslado y adoptar nuevos hábitos lo que les permite mantenerse más enfocados” agregó Kevin.

Las principales expectativas para el nuevo mundo del trabajo

El 88% de los empleados apreciaría tener mayor flexibilidad para trabajar desde casa, 40% esperan hacerlo un par de días a la semana y 27% un par de veces al mes. Para su suerte, 86% de las empresas ya son flexibles o están planeando implementar medidas después del COVID-19.

“Toda esta situación nos ha ayudado a ver que los esquemas de trabajo rígidos son menos útiles con nuevas generaciones que demandan mayor balance entre vida y trabajo. Además del trabajo remoto; los horarios flexibles, la confianza y el cambiar hacia un enfoque en resultados serán fundamentales,” comenta Kevin.

  • Espacios de oficina

37% de las organizaciones consideran reducir el espacio de sus oficinas

Antes del COVID-19 algunas organizaciones eran modelos a seguir por sus oficinas innovadoras con espacios como gimnasios y salas de juegos. Sin embargo, expertos consideran que se tiene que rediseñar el espacio para asegurar la seguridad de los empleados.

  • Trabajo remoto

26% de los empleados no tenían permiso para trabajar desde casa antes del COVID-19, pero 88% esperan mayor flexibilidad cuando la pandemia termine.

Los negocios tendrán que reevaluar los modelos de trabajo, 73% de los negocios planean ofrecer más trabajo remoto. Mientras que la flexibilidad llegó para quedarse, los líderes necesitan tener cautela, los entrevistados recalcaron la importancia de la comunicación cara a cara y las dinámicas del espacio de trabajo.

Kevin recomienda, “Algunas organizaciones están considerando mover a su fuerza laboral a un esquema 100% remoto, sin embargo, previo a tomar la decisión, recomendamos evaluar la cultura de la organización y los cargos ya que este esquema no es aplicable para todos y en algunos casos no se puede sustituir la interacción cara a cara”

  • Liderazgo

64% de los empleados considera que los líderes necesitan enfocarse más en resultados que en las horas trabajadas.

Las organizaciones reconocen que necesitan mejorar las habilidades de sus líderes:

  • 67% considera que sus líderes podrían ser más empáticos ante el balance vida-trabajo
  • 58% desea que sus líderes tengan un mayor entendimiento de la tecnología
  • 55% cree que los líderes deben mejorar sus habilidades de comunicación
  • 45% considera que sus líderes deben ser más incluyentes para mejorar la colaboración.

“La pandemia ha sido un espacio para poner a prueba el liderazgo de los jefes organizacionales ya que los empleados esperan verlos como el ejemplo a seguir. Los sistemas de liderazgo jerárquicos han ido evolucionando para ser más colaborativos y se espera que las organizaciones puedan facilitar los espacios para mantener el desarrollo de su persona” enfatiza el experto.

Aunque aún es una etapa temprana para poder saber lo que pasará a largo plazo, vemos casos alrededor del mundo donde las empresas están empezando a retomar actividades pero de lo que estamos seguros es que después de este tiempo de trabajar de manera remota con todos sus aciertos y retos, el nuevo mundo del trabajo no será igual. Las empresas necesitan adaptar sus políticas de trabajo para ser más para ser más flexibles y adaptarse a las demandas de los empleados, mientras mantienen la productividad.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Aprovecha las redes sociales y obtén una presencia digital

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario