Los jefes malos dejan buenas enseñanzas

A pesar  que los líderes deficientes hacen que muchos trabajadores sean miserables, John Hollon, miembro del Workforce Institute de Kronos quiere dejar constancia de que hay buenas noticias sobre los malos jefes.

Kronos es un proveedor de soluciones en la nube de gestión de personal y gestión de capital humano. John Hollon da su opinión sobre los malos jefes: “son una fuente interminable de dolor de cabeza, malestar y angustia. También conducen muchos estudios de investigación, incluido un estudio global que realizó el WFI en 2019 que indicó que siete de cada diez empleados creen que podrían hacer un mejor trabajo que su jefe”.

Escriba el término “mal jefe” en Google y obtendrá 1,65 millones de resultados. Buscar en Google “mal administrador” da como resultado 347,000 listados. “Los jefes malos están en mi mente debido a una nueva encuesta, realizada por el sitio de consejos para currículums ResumeLab, que profundiza en el tema de esas terribles personas que “te mantienen despierto a las 2 am y le dan un nuevo significado a la melancolía de los lunes, por no mencionar que te quitan la energía de un papel potencialmente muy satisfactorio”, agrega Hollon.

ResumeLab encuestó a “más de 1,000 estadounidenses que tuvieron desafortunadamente tuvieron que trabajar con un gerente terrible” y formuló una serie de preguntas que incluyen:

Fisioterapeuta

  1. ¿Cuánto tiempo trabajaste para un mal jefe?
  2. ¿Por qué los aguantaste tanto tiempo como lo hiciste?

Las respuestas de la encuesta de ResumeLab encontraron que:

  • El 10% de los encuestados dijo que soportaba a un mal jefe durante cinco años o más
  • El 27% dijo que lo hicieron durante 3-5 años
  • 48% dijo 1-2 años
  • El 15% dijo que soportaba a un mal jefe durante un año o menos

¿Por qué soportaste tanto tiempo a un mal jefe?

  • El 75% de los trabajadores dijeron que se quedaron con un mal jefe porque no podían permitirse un recorte salarial
  • El 73% creía que las cosas mejorarían
  • El 62% se quedó porque les gustaba el trabajo y sus compañeros de trabajo

¿Se ha preguntado qué es lo que hace a un mal jefe? Según ResumeLab, hay cuatro cosas que los empleados identifican como las peores cosas que hacen:

  1. Critican a los empleados frente a sus compañeros;
  2. Matan sistemáticamente ideas e iniciativas;
  3. Niegan aumentos o promociones sin una razón válida; y
  4. Mienten a las personas, tanto a los empleados como a otros gerentes, en el trabajo.

¿Qué se necesita para ser un gran gerente?

John Hollon contesta: “estaba pensando en esta encuesta de malos gerentes cuando me encontré con una vieja publicación de Harvard Business Review (HBR) titulada: ¿Por qué los buenos gerentes son tan raros? Comenzó citando una investigación sobre la participación de los empleados, un estudio de Gallup en 2016 que decía que solo el 13% de los trabajadores estaban comprometidos, pero también ofreció este consejo inteligente sobre cómo mejorar el rendimiento de los empleados”.

“La raíz de la variabilidad del desempeño se encuentra en la propia naturaleza humana. Los equipos están compuestos por individuos con necesidades distintas relacionadas con la moral, la motivación y la claridad, lo que en conjunto conduce a diferentes grados de desempeño. Nada menos que grandes gerentes pueden maximizarlos. Pero primero, las empresas tienen que encontrar esos grandes gerentes, detalla Hollon.

Esto plantea la pregunta: ¿qué se necesita para ser un gran gerente? HBR enumera estos rasgos, identificados por Gallup, como los sellos distintivos de un  gerente:

  • Motivan a cada empleado a tomar medidas y comprometerlos con una misión y visión convincentes.
  • Tienen la firmeza de impulsar resultados y la capacidad de superar la adversidad y la resistencia.
  • Crean una cultura de responsabilidad clara.
  • Construyen relaciones que crean confianza, diálogo abierto y total transparencia.
  • Toman decisiones basadas en la productividad, no en la política.

La administración requiere mucho trabajo duro y comunicación frecuente, pero muchos gerentes y jefes ni siquiera quieren hacer eso, mucho menos enfrentar los desafíos difíciles que separan a los gerentes reales de los que sólo aparentan serlo.

Sin embargo, hay una ventaja: lo mejor de trabajar para un mal jefe es que aprendes todas las cosas que NO debes hacer cuando comienzas a administrar personas.

Sí, no hay nada como aprender de un mal jefe.

Recursos de apoyo

Para obtener orientación práctica que respalde el bienestar de los empleados y la productividad de la fuerza laboral, visite el centro de recursos “Gestión a través de tiempos de incertidumbre”. Conecte con Kronos en redes sociales.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Conoce el dúo dinámico en la nueva normalidad empresarial

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario