¿Por qué la tecnología y la buena gestión del talento pueden sacar a una empresa de una crisis?

La implementación de nuevas tecnologías como Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas o el Cómputo en la Nube (Cloud Computing) permitieron que miles de empresas alrededor del mundo pudieran adaptar y eficientar sus operaciones durante la pandemia; no obstante, por sí sólo el uso de estas herramientas no es suficiente pues requiere de la capacitación de los trabajadores y el fomento de nuevas habilidades.

“Si bien la tecnología ha sido el gran potencializador de la reactivación económica durante la pandemia, también ha sido una gran oportunidad para que las empresas mejoren sus políticas de gestión de talento para empatar las habilidades y conocimientos de sus empleados ante los desafíos que plantea ésta y cualquier otra crisis”, señala Andrea Rojas, Head de Recursos Humanos (RRHH) en Runa, plataforma de software de nómina y gestión de Recursos Humanos.

Según el texto Davos 2020: esto es lo que se necesita saber sobre el futuro del trabajo, del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), uno de los efectos indirectos de la pandemia es el cambio de habilidades, pues “a medida que crece la demanda de matemáticas, computación y análisis de datos, también lo hará la necesidad de atributos humanos como creatividad, pensamiento crítico, persuasión y negociación”.

La adecuada gestión de talento respalda y a la vez sustenta el éxito de cualquier nueva estrategia, sobre todo ante una crisis en la que los planes de la empresa deben estar orientados hacia un esfuerzo en común: superar la mala racha, y la forma de hacerlo que todas las áreas de la empresa trabajen a la par.

El informe Cambio de habilidades: automatización y el futuro de la fuerza laboral, de McKinsey Global Institute, afirma que para los próximos 10 años se pronostica una clara tendencia por parte de las empresas para contar con talento que tenga nuevas habilidades, en particular las orientadas hacia:

Habilidades y conocimientos tecnológicos. Se prevé que para  el año 2030, el uso de habilidades tecnológicas aumentará en un 50% tan sólo en Estados Unidos; mientras que las habilidades avanzadas de TI y programación crecerán  hasta un 90%. Y aunque este sector representará a una minoría de la fuerza laboral, “también existe una gran necesidad de que todos desarrollen habilidades digitales básicas para la nueva era de la automatización”.

Habilidades sociales y emocionales. Junto a la adopción de tecnologías avanzadas en los centros de  trabajo, se requerirá de empleados con nuevas habilidades sociales y emocionales. Esta demanda crecerá en todas las industrias en un 26% en promedio, de acuerdo con el mismo estudio.

Este tipo de ‘soft skills’ serán clave para las empresas del futuro, pues sus beneficios garantizan la estabilidad del negocio y afinan su capacidad de resiliencia. De acuerdo con Runa, se trata de habilidades como:

  • Liderazgo
  • Comunicación
  • Buen manejo del estrés
  • Empatía, entre otras.

Habilidades cognitivas altas. Este tipo de habilidades serán sumamente valiosas, pues aunque pueden fomentarse, lo cierto es que son innatas, por ello las empresas deberán reajustar su modelo de captación y selección de talento para contar con este tipo de perfiles.

Se trata de personas:

  • Creativas
  • Con pensamiento crítico
  • Toma de decisiones
  • Procesamiento de información compleja

La gran mayoría de los reclutadores, o por lo menos desde que comenzó el COVID-19, buscan personal con habilidades cognitivas básicas; no obstante, ante un escenario incierto como el que vivimos hoy en día, no es de extrañar que el futuro del trabajo priorice al talento con habilidades cognitivas altas, “pues estas habilidades ayudan a las empresas a tener más claridad sobre la forma y finalidad de adoptar el tipo de tecnología que la empresa necesita, pero también a cómo usarla de manera más eficiente”, concluye la experta de Runa.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Transforma digitalmente el Capital Humano de tu PyME

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario