¿De qué te protege un Seguro de Daños Empresarial?

ElegirSeguro.com, la Insurtech que permite a las empresas manejar los seguros online que requiere, de diferentes tipos y aseguradoras, de forma fácil y sencilla a través de una misma plataforma, explica qué es un Seguro de Daños Empresarial, qué cubre y por qué debes tenerlo.

Ya sean pequeñas, medianas y grandes corporativos no están exentas de presentar algún siniestro, esa por causas del cambio climático con temblores o inundaciones cada vez más frecuentes, o falta de atención en los lugares de trabajo o por una cultura incipiente de la prevención.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reporta que cada año 21 de 100 Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) desaparecen debido a diversas causas, una de las principales, son los siniestros que no pueden solventar y que podrían haberse resuelto de haber contado con un seguro. En México existen más de 4 millones de PyMEs y sólo 17% cuenta con algún tipo de protección de un seguro para hacer frente a siniestros, de acuerdo con los últimos datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Martin Weidemann, Fundador y CEO de ElegirSeguro.com, explica: “El seguro más importante para los empresarios es el de daños puesto que asegura la continuidad del negocio, al estar asegurado protege sus bienes e infraestructura de accidentales, ya que no tendrá que sobrecargar su presupuesto para reponerlos ¿Qué póliza necesita? El seguro de daños empresariales. Y en este artículo enseñaremos qué es, y lo más importante, qué cubre”.

¿Qué es el seguro de daños empresariales?

La cobertura contra daños empresariales es una póliza que resguardará los bienes, personal o infraestructura contra accidentes inesperados. También repone el capital invertido en los honorarios de abogados, trámites y multas cuando existan perjuicios a terceros.

¿Qué cubre el seguro de daños empresariales?

Estos son 8 accidentes y daños más resguardados por esta póliza de seguros:

  1. Daños en los bienes e infraestructura
    Cuando existen accidentes causados por el fuego, malas prácticas o inundaciones, los bienes y la infraestructura son los más afectados. El seguro de daño empresarial restablece los inmuebles involucrados y repara las averías estructurales.
  2. Pérdidas por paralización
    Si un siniestro compromete la producción, este seguro empresarial repondrá gastos como los aranceles, el sueldo del personal o los impuestos gubernamentales.
  3. Responsabilidad Civil
    Cubrirá los costes de los daños causados a terceros donde se demuestre que tu empresa ha sido la responsable.
  4. Quiebre de cristales
    Cuando un accidente involucra la pérdida de las ventanas, espejos o cristales de separación, el seguro empresarial repondrá sus costes.
  5. Sustracción, daño o vandalismo en rótulos y anuncios luminosos
    Asegura el restablecimiento de los rótulos o anuncios comerciales contra la quema, el rompimiento o la vandalización de estos bienes.
  6. Robo de bienes, dinero o valores
    Ampara las pérdidas materiales cuando la empresa afronta un robo con o sin violencia. Entre estos repondrá el dinero, los bienes, inmuebles, bonos, acciones, pagarés o letras de cambio.
  7. Fallas en equipos electrónicos y maquinarias
    Acoge las averías de los equipos eléctricos y máquinas especializadas en la producción, seguimiento y la estructuración digital.
  8. Explosiones en calderas y hornos
    Los equipos termodinámicos tienen un alto riesgo de estar involucrados en los siniestros. Cuando éstos sucedan, el seguro contra daños empresariales repondrá los

¿Cuál es la importancia de contar con un seguro empresarial?

Weidemann comenta: Imagina que un incendio accidental te causa una pérdida total o un robo de inventario te obliga a desequilibrar tu presupuesto. Sería un momento frustrante ¿cierto? Es por esto que las pólizas empresariales son tan importantes, porque mantienen tus bienes protegidos de los riesgos inesperados.

Pero aún hay más beneficios, estos son los 4 principales:

  • Repone los bienes dañados. Tus productos, materia prima o inmuebles pueden ser dañados por una inundación, escombros o el fuego. La póliza restablece los bienes estropeados.
  • Protege a tus trabajadores contra las lesiones laborales. Un trabajador protegido es un trabajador enfocado. Las pólizas empresariales resguardarán a tus empleados en todo el proceso que conlleva el accidente. Tendrán asegurada la clínica, el diagnóstico, las operaciones quirúrgicas y los tratamientos con médicos expertos en sus patologías.
  • Resuelve tus problemas en la infraestructura. ¿Tienes una pared con grietas? ¿Se ha roto una tubería? ¿Cerraste la puerta de tu oficina y dejaste las llaves dentro? Cuando tienes un seguro empresarial, no tendrás que preocuparte por los plomeros, cerrajeros o albañiles. La aseguradora se encargará de enviar a estos profesionales cuando reportes tu dificultad.

Se encarga de los trámites y costos de un accidente por responsabilidad personal.  Hay veces en que los empleados, la infraestructura o un producto accidentalmente pueden ocasionar daños a tu consumidor. Si este los demanda, la empresa de la póliza empresarial llevará el proceso sin que te preocupes. Contratará abogados, pagará las multas o trámites y costeará el precio final que solicita el demandante.

“Un seguro empresarial es un barco de salvamento para mantener tu compañía a flote hasta en las tormentas más destructivas. Solicita asesoría con los ejecutivos de ElegirSeguro antes de adquirir un seguro de daños empresariales, para que tu póliza solo tenga las coberturas que necesitas para tu negocio”, concluyó Weidemann.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Los datos en la era digital alcanzan mejores resultados

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario