Genera un patrimonio con un negocio seguro

Con un enfoque innovador de gestión patrimonial, basado en el trabajo en equipo y centrado en la familia, los negocios y el futuro, Scotia Wealth Management identifica a su cliente como la capacidad que tiene para asumir diferentes niveles de riesgo al invertir, busca conocer su vida personal y profesional, planes con la familia y a futuro.

En este contexto, Omar Saavedra, director de Scotia Wealth Management para territorio sur, expresa “Nosotros en Scotia Wealth Management atendemos a personas físicas y personas morales”

Para las personas físicas que requieren una inversión financiera; los asesores buscan ofrecerles un rendimiento mayor al que pudiera encontrar con los instrumentos financieros más conservadores para buscar un horizonte de inversión contra el riesgo, por poner un ejemplo.

En cuanto a la administración patrimonial se requiere de una atención especial debido a que sus resultados influirán en gran proporción en lo que pase en su vida por lo que el asesor financiero pondrá todo su conocimiento en inversiones para diseñar un portafolio a la medida de las necesidades de los clientes que refleje con precisión sus objetivos de inversión y visión hacía el futuro.

“Cuando estamos con nuestros prospectos, lo contactamos para que nos platique de su situación financiera, sus gastos, ahorro e inversión y cuando el cliente se da cuenta que sus inversiones financieras empiezan a redituar en tener una inversión como los CETES, bonos del Gobierno de México, una inversión en acciones de mediano y largo plazo o en dólares; el cliente se da cuenta de las bondades, comienza a tener un balance en sus gastos, ahorros e inversiones”, asegura Saavedra.

¿Y las PyMES? ¿Qué retos tienen en sus inversiones en el 2021

Cifras del INEGI revelan que las microempresas representan 95.4% del total de las empresas del país, mientras que las pequeñas empresas conforman 3.6% y las medianas 0.8%. Su contribución total al PIB ronda 52% y generan 72% del empleo formal.

“La situación que hoy vivimos del COVID-19 y la contingencia que hemos experimentado es un black swan o cisne negro algo que es no imposible de predecir”, agrega Omar Saavedra

Las empresas tienen programas y desarrollos con un escenario de normalidad donde el crecimiento económico y la demanda por cada producto o servicio es estable y es importante detectar el sector donde se está desarrollando porque no para todas, el impacto fue negativo, de las más afectadas son los hoteles, el sector turístico, y las más beneficiadas fueron las de sistemas.

Saavedra dio a conocer algunas recomendaciones para que las PyMES puedan mejorar sus finanzas

  • Contar con un modelo de negocio más flexible radica que las empresas más afectadas para que puedan seguir resurgiendo en la primera etapa y creciendo en la segunda etapa.
  • Identificar el balance que debe de existir entre la inversión que hace las empresas contra lo que pueden pagar como dividendos a sus accionistas y lo que puedan generar el valor.
  • Mantener la disciplina en el uso del efectivo en caja para las contingencias.
  • Voltear a ver en su propio mercado alguna posibilidad de inclusión o adquisición
  • La capacidad que tienen las empresas para adaptarse a los cambios

“Nosotros como grupo financiero tenemos programas desarrollados por segmentos dependiendo de cada una de las empresas de la trayectoria y sector a que se desenvuelven.  Primero damos la asesoría a la empresa y trabajamos para ofrecerles financiamiento y todos los servicios que requiere una PyME.”

Diciembre es una etapa donde el consumo crece, los empresarios tienen que ser más disciplinados en su administración en efectivo, mantenerlo, invertir de forma muy específica y acumular algo de dinero por la situación se sigue complicando.

“Para las PyMES que requieran de algún préstamo, el Banco de México ha disminuido sus tasas de interés, hace 18 meses estaba en 8.25, hoy la tasa está a 4.25 todos los créditos han tenido una disminución en su costo, esto es positivo para las empresas tengan sus líneas autorizadas”, dijo el experto.

Durante la pandemia, la institución financiera ha aprendido dos cosas: la primera es qué gracias a la tecnología, han estado cerca de los clientes, sin estar físicamente con ellos. La segunda radica en que la institución se ha preocupado por cuidar a todos sus colaboradores por lo que un porcentaje elevado de su personal está colaborando en home office.

Finalmente, el experto concluyó: “Dentro de las inversiones financieras no perdamos de vista el horizonte de inversión y la diversificación; dos herramientas que nos van ayudar para generar los rendimientos adecuados para uno de los clientes y los inversionistas porque sabemos que en el mediano y largo plazo las emisoras, acciones y bonos que tienen valor van a rendir más.”

Laura Cruz

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Ten presente tus previsiones financieras 2021

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario