¿Home office u oficina?  en tiempos de COVID-19

Con el repentino cambio de los formatos de trabajo de la oficina tradicional a modalidades remotas, la percepción general era que el concepto de la oficina corporativa quedaría en el pasado. No obstante, conforme la emergencia sanitaria y las medidas de aislamiento han prevalecido a lo largo de los meses a causa de la pandemia, las personas han encontrado cada vez más dificultades para trabajar desde casa.

El home office permitiría a los trabajadores una mayor flexibilidad para lograr un equilibrio entre lo personal y lo laboral. Sin embargo, poco a poco se hizo evidente que no todo son ventajas cuando se trata de laborar desde casa y hoy en día existe la percepción de los trabajadores de que al estar en casa y “siempre disponibles”, sus líderes suelen exigirle más tareas y se toman libertades como exigirles labores fuera de los horarios establecidos.

De acuerdo con el Termómetro Laboral de OCC Mundial de junio 2020, casi 70% de los mexicanos consideran que con la modalidad de home office tienen que trabajar más; en especial, 72% de las mujeres sienten que sus cargas de trabajo han incrementado.

Asimismo, se ha hecho evidente que el entorno del hogar implica una serie de distracciones, actividades y obligaciones que no existen en una oficina. 40% de ellos, no tienen un lugar exclusivo o definido para trabajar en su casa y deben recurrir al comedor, la sala e incluso la cocina, como lo señala el mismo informe de OCC Mundial.

Otras desventajas que se han manifestado son el estrés laboral crónico, conocido como “burnout”, que normalmente da como resultado colaboradores agotados, desmotivados y frustrados, así como la falta de infraestructura adecuada para trabajar:

  • Buena iluminación
  • Internet de alta velocidad
  • Mobiliario ergonómico para largas jornadas
  • Privacidad
  • Seguridad de redes
  • Soporte técnico

El informe realizado por académicos de la Universidad de Chicago señala ¿Cuántos trabajos pueden hacerse desde casa?, en México sólo el 25% de los trabajos se pueden realizar desde casa debido al reducido acceso que la población tiene a la infraestructura y tecnología adecuadas.

Tomando en cuenta todo lo anterior y considerando que todos necesitan un lugar de trabajo con las condiciones necesarias para concentrarse y ser productivos, Comunal Coworking, empresa en espacios de trabajo que al día de hoy administra más de 40,000 metros cuadrados entre México y Perú, tiene entre su oferta de servicios las oficinas pensadas en el bienestar de los usuarios, las cuales proporcionan espacios dinámicos que sirven para inspirar a los empleados y despejar su mente cuando sea necesario; mejorar la productividad y aliviar el agotamiento. Además, Comunal comparte algunos consejos que pueden ser útiles para lograr un equilibrio saludable de trabajo:

Tips Comunal. Es útil desconectarse del trabajo durante algunos minutos para evitar la fatiga o el cansancio visual tras muchas horas frente a la computadora. Además, puedes aprovechar las horas fuera de la jornada laboral para realizar alguna actividad que disfrutes, como leer, escuchar música o hacer ejercicio.

Establecer horarios bien definidos y respeta una rutina. Tal como si tuvieras que asistir a una oficina convencional, levántate a la misma hora, prepara tu desayuno, despeja tu área de trabajo y comienza tus labores de manera puntual. En la medida en que cumplas con un régimen profesional, podrás también disfrutar de tu tiempo libre.

Es importante reducir los tiempos de juntas, llamadas y videoconferencias, ya que éstas incrementan el agotamiento de los colaboradores y disminuyen significativamente el tiempo efectivo en que el trabajador es productivo.

Rotación de personal. implementando todas las medidas sanitarias y si es estrictamente necesario asistir a oficina, tú y tu equipo de trabajo pueden implementar políticas de rotación de personal para que todos tengan oportunidad de trabajar fuera de casa algunos días y retomar algunas dinámicas de convivencia que se han perdido durante el confinamiento.

Evita la procrastinación. Haz una lista de pendientes, de los más urgentes a los menos; establece metas diarias, semanales y mensuales, y fija fechas límites de entrega para ti mismo y para tus clientes o jefes. La consecución constante de metas incrementa la satisfacción laboral y reduce el estrés.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Millennials son productivos en un esquema de flexibilidad laboral

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario