Prepara a tu PyME para un exitoso cierre fiscal

El cierre anual permite obtener datos valiosos para diagnosticar la situación financiera de un negocio y requiere de mucho trabajo para las empresas, ya que deben alistarse para cerrar sus cifras contables y fiscales, con el fin de conocer el monto de sus ganancias (utilidades) o pérdidas y el desempeño de las áreas involucradas en la generación de ingresos.

El cierre anual proporciona información valiosa que servirá para tomar decisiones efectivas que aseguren la supervivencia y crecimiento del negocio, como:

  • La rentabilidad, ya que se analizan ingresos, gastos y costos.
  • La liquidez, pues se monitorea el cobro de las cuentas por cobrar que se generan por las ventas.
  • Detección de necesidades de financiamiento de proveedores y acreedores, así como de inversiones en activos fijos; también se determinan los impuestos a pagar o a favor, etc.

Debido a la importancia de este proceso, Aspel -empresa en software para la administración de las PyMES-, comparte consejos que optimizarán tu cierre contable y fiscal del ejercicio:

  1. Preparar la documentación necesaria: Estados financieros básicos, balanzas de comprobación mensuales, registros auxiliares, estados de cuenta bancarios, contratos, papeles de trabajo con la determinación de depreciación de activos fijos, registro de nóminas y CFDI de sueldos y salarios pagados, comprobantes de pago de cuotas al IMSS e Infonavit, declaraciones anuales y provisionales de impuestos del ejercicio y anteriores, etc.
  2. Verificar la validez de comprobantes fiscales: Revisar los comprobantes recibidos y contabilizados permitirán reconocer aquellos que fueron emitidos por empresas que facturan operaciones simuladas (EFOS). Para realizarlo de manera inmediata y efectiva, es posible recurrir a soluciones tecnológicas que validan e identifican en automático a las EFOS que se encuentran en la lista negra del Servicio de Administración Tributaria (SAT).
  3. Monitorear fechas clave de cumplimiento fiscal: Revisar los plazos para la presentación de las declaraciones del ejercicio, mensuales, provisionales e informativas, así como las fechas de pago de impuestos, evitará el desembolso de multas por cumplir fuera de plazo con las obligaciones fiscales.
  4. Realizar/actualizar un inventario de existencias: Con esto, además de cumplir con la obligación fiscal de levantar un inventario, se logra identificar el inventario obsoleto, de lento movimiento o faltante, lo cual ayudará a determinar un monto preciso a registrar en el Estado de Situación Financiera por este concepto.
  5. Revisar las obligaciones comerciales: Examinar contratos de arrendamiento, préstamos, cuentas por cobrar y por pagar, suministro de luz, agua, etc., para hacer el registro contable de obligaciones al cierre del año y, en su caso, llevar las acciones necesarias para el cobro o pago de compromisos próximos a vencer.
  6. Analizar los resultados del año: Efectuar este análisis permite establecer medidas correctivas, previsiones, políticas, metas y objetivos para optimizar los resultados del siguiente año. Esta es una buena práctica que permitirá anticiparse y tomar las mejores decisiones para el negocio.

“El cierre fiscal anual no debe considerarse solo como una parte más dentro del proceso administrativo de los negocios; es la ocasión ideal para hacer un análisis y valoración de los logros financieros alcanzados por la empresa, lo que a su vez sirve para medir su crecimiento en términos de rentabilidad y para establecer nuevas metas en el futuro inmediato; además, con ello la compañía se anticipa y evita cualquier contingencia y riesgo económico derivados del incumplimiento de obligaciones comerciales, administrativas y fiscales”, destaca Luis Velasco, estratega contable de Aspel.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Mayor libertad económica reduce la violencia de género

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario