La necesidad de desarrollar competencias clave para la RSE en las PyMEs

Frecuentemente escuchamos hablar de la necesidad de desarrollar diversas competencias en las personas, no sólo en el ámbito profesional, sino también en el personal, para promover el desarrollo integral y armónico de éstas.

Sin embargo, por la transformación que a nivel nacional e internacional hoy estamos viviendo derivado, por ejemplo, de la 4ta revolución industrial, del surgimiento de modelos como el de la sociedad 5.0, y de los grandes retos que como humanidad enfrentamos en materia económica, social y ambiental y que están plasmados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, resulta indispensable el desarrollo de nuevas competencias, más aún en un contexto de pandemia.

Entre ellas, encontramos aquéllas orientadas a la responsabilidad social empresarial (RSE) o sostenibilidad, y que en el caso de las pequeñas y medianas empresas (PyMES) pueden además apuntalar el crecimiento y proyección futura de éstas, al incidir de manera general en su posicionamiento y competitividad a corto plazo, y a su permanencia a largo plazo:

  • Pensamiento sistémico.- implica la capacidad de entender la propia complejidad del concepto de sostenibilidad o Responsabilidad Social, sus componentes, causas y efectos, así como la dinámica que se da entre los impactos económicos, sociales y ambientales del negocio.
  • Diálogo incluyente y colaborativo.- se refiere a la competencia para establecer mecanismos de diálogo con todos los grupos de interés de la empresa, comprender sus distintas perspectivas y necesidades, y alinear las voluntades para facilitar la colaboración en beneficio de todos.
  • Planeación estratégica y ejecución.- facilita llevar a cabo una gestión adecuada de las distintas iniciativas de Responsabilidad Social, desde su conceptualización y diseño hasta su implementación, medición y evaluación, con el fin de establecer procesos de mejora continua como parte del modelo de negocio.
  • Comunicación asertiva.- permite comunicar de forma congruente y equilibrada los compromisos, avances y retos pendientes en el desempeño económico, social y ambiental de la empresa, haciendo un uso responsable de los mensajes y canales de comunicación para llegar adecuadamente a los públicos internos y externos.
  • Análisis y reflexión Se requiere la capacidad de estudiar las partes que componen el todo por separado y obtener a partir de eso conclusiones para la mejora continua en todo el proceso.

En este sentido, las áreas de Recursos Humanos en las empresas juegan un papel fundamental en el desarrollo de estas habilidades y competencias relacionadas con la Responsabilidad Social y la sostenibilidad, a través de la creación de una cultura organizacional que se nutra de hábitos, prácticas y conocimientos en estos temas. Esto permitiría balancear el desarrollo integral del personal con los propios objetivos económicos y financieros del negocio, en un entorno que considera los factores individuales, organizacionales y del contexto en que se opera.

Mtro. Jorge Reyes Iturbide, Director del Centro IDEARSE, Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac México.

Twitter: @J_ReyesIturbide y @Centro_IDEARSE

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS No te quedes en el intento, 6 claves para aprender inglés este 2021

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario